Interesante

Lóbulos occipitales y percepción visual

Lóbulos occipitales y percepción visual


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los lóbulos occipitales son uno de los cuatro lóbulos o regiones principales de la corteza cerebral. Estos lóbulos son vitales para recibir, procesar e interpretar información sensorial. Los lóbulos occipitales se colocan en la región posterior de la corteza cerebral y son los centros principales para el procesamiento visual. Además de los lóbulos occipitales, las porciones posteriores de los lóbulos parietales y los lóbulos temporales también están involucrados en la percepción visual.

Ubicación

Direccionalmente, los lóbulos occipitales se colocan posteriores a los lóbulos temporales e inferiores a los lóbulos parietales. Están ubicados en la división más grande del cerebro conocida como prosencéfalo (prosencéfalo).

Ubicado dentro de los lóbulos occipitales se encuentra la corteza visual primaria. Esta región del cerebro recibe información visual de la retina. Estas señales visuales se interpretan en los lóbulos occipitales.

Función

Los lóbulos occipitales están involucrados en varias funciones del cuerpo, incluyendo:

  • Percepción visual
  • Reconocimiento de color
  • Leyendo
  • Comprensión lectora
  • Percepción de profundidad
  • Reconocimiento del movimiento de objetos

Los lóbulos occipitales reciben e interpretan información visual. La visión es la capacidad de detectar imágenes de luz visible. Los ojos transmiten esta información a través de los impulsos nerviosos a la corteza visual. La corteza visual toma esta información y la procesa para que podamos determinar los colores, identificar objetos, identificar formas y otros aspectos de la percepción visual. La información visual se envía luego a los lóbulos parietales y los lóbulos temporales para su posterior procesamiento. Los lóbulos parietales usan esta información visual junto con procesos motores para realizar tareas como abrir una puerta o cepillarse los dientes. Los lóbulos temporales ayudan a conectar la información visual recibida con los recuerdos.

Lesiones del lóbulo occipital

El daño a los lóbulos occipitales puede provocar una serie de problemas relacionados con la visión. Algunos de estos problemas incluyen la incapacidad para discernir colores, pérdida de visión, alucinaciones visuales, incapacidad para identificar palabras y percepción visual distorsionada.


Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos