Nuevo

8 cosas que quizás no sepa sobre el verdadero coronel Sanders

8 cosas que quizás no sepa sobre el verdadero coronel Sanders


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Antes de convertirse en la segunda cadena de comida rápida más grande del mundo, Kentucky Fried Chicken fue una creación de un hombre llamado Harland Sanders, que cocinaba platos sencillos de campo en una gasolinera junto a la carretera. Incluso después de su muerte en 1980, Sanders sigue siendo la cara reconocible al instante de la empresa. La historia de su vida, y su camino hacia la fama de la comida rápida, incluye mucho más que solo pollo.

1. Sanders abrió su primer restaurante dentro de una gasolinera.

Cuando Harland Sanders comenzó a servir comidas a los camioneros en una vieja mesa de comedor familiar que fue colocada en la parte delantera de su estación de servicio de Corbin, Kentucky, en 1930, el pollo frito no estaba en el menú porque se tardaba demasiado en prepararlo. Sin embargo, sus cenas campestres de jamón y carne resultaron tan populares que pronto abrió Sanders 'Café al otro lado de la calle y comenzó a servir pollo frito en una sartén de hierro. El crítico gastronómico Duncan Hines incluyó el restaurante en su guía de comida para la carretera de 1935, y fue allí en 1939 que el coronel usó ollas a presión para perfeccionar su pollo para freír cubierto con su receta secreta de 11 hierbas y especias.

2. Hirió a un rival empresarial en un tiroteo mortal.

El exaltado Sanders nunca se retractó de una pelea, lo que le sirvió bien en el barrio rudo "Hell's Half-Acre" que rodeaba su gasolinera Shell Oil. Cuando el futuro gigante de la comida rápida pintó carteles publicitarios en graneros a kilómetros de distancia, la agresiva táctica de marketing molestó a Matt Stewart, que operaba una gasolinera Standard Oil cercana. Cuando le dijeron que Stewart estaba pintando uno de sus letreros por segunda vez, Sanders se apresuró al lugar con dos ejecutivos de Shell. Según el libro de Josh Ozersky Coronel Sanders y el sueño americano, Stewart cambió su pincel por una pistola y mató a tiros al gerente de distrito de Shell, Robert Gibson. Sanders devolvió el fuego e hirió a Stewart en el hombro. Stewart fue sentenciado a 18 años de prisión por asesinato, pero los cargos contra Sanders fueron retirados después de su arresto.

3. Sanders sirvió en el ejército pero fue coronel honorario.

Sanders, quien falsificó su fecha de nacimiento para alistarse en el Ejército de los Estados Unidos en 1906, sirvió en Cuba durante varios meses antes de su baja honorable. En 1935, el gobernador de Kentucky, Ruby Laffoon, emitió un decreto ceremonial que encargaba a Sanders como coronel honorario. Después de una segunda comisión honoraria en 1949, Sanders abrazó el título y trató de lucir el papel dejándose crecer el vello facial y poniéndose una levita negra y una corbata. Poco después, el coronel se cambió a un traje blanco, que ayudaba a disimular las manchas de harina, y se blanqueó el bigote y la perilla para que hicieran juego con su pelo blanco.

4. El coronel dio a luz bebés y ejerció la abogacía antes de triunfar en la comida rápida.

Sanders tenía un currículum extremadamente variado antes de tener éxito en el negocio del pollo frito a los 60 años. Cuando era joven, trabajó duro como peón de campo y conductor de tranvía antes de trabajar para compañías ferroviarias en todo el sur. Aspirando a ser el próximo Clarence Darrow, Sanders estudió derecho por correspondencia y ejerció en tribunales de justicia de paz en Arkansas hasta que una pelea en la corte con un cliente descarriló su carrera legal. Operaba un barco de vapor que cruzaba el río Ohio entre Kentucky e Indiana, y vendía seguros de vida y neumáticos para automóviles. Durante su tiempo en Corbin, Sanders incluso dio a luz bebés. "No había nadie más para hacerlo", relata Sanders en su autobiografía. "Los maridos no podían pagar un médico cuando sus esposas estaban embarazadas".

5. Su primera franquicia de Kentucky Fried Chicken fue en Utah.

El pollo frito del coronel se convirtió por primera vez en un éxito de comida rápida en un lugar poco probable: Salt Lake City, Utah. Fue allí en 1952 que Pete Harman, un amigo de Sanders que dirigía uno de los restaurantes más grandes de la ciudad, se convirtió en el primer franquiciado del coronel. Según Ozersky, el restaurante Harman fue pionero en el famoso contenedor cubo y utilizó el apodo de “Kentucky Fried Chicken”. Lo que la mayoría de la gente asocia con la comida rápida en todo el mundo hoy en día parecía una especialidad regional en un menú en la década de 1950 en Utah.

Sanders tenía 65 años y dependía de un cheque del Seguro Social de 105 dólares al mes cuando incorporó Kentucky Fried Chicken y comenzó a conducir su Ford 1946 por todo el país, contratando nuevas franquicias.

6. Después de vender la empresa, el coronel demandó a Kentucky Fried Chicken por 122 millones de dólares.

Sanders vendió Kentucky Fried Chicken en 1964, y después de que el conglomerado de alimentos Heublein comprara la empresa en 1971, el cascarrabias coronel comenzó a ridiculizar la salsa de la cadena como "basura" y a sus propietarios como "un montón de perros de la bebida". Aunque seguía siendo la cara pública de la empresa, a Sanders le disgustaba tanto la comida de Kentucky Fried Chicken que desarrolló planes para franquiciar el restaurante "The Colonel’s Lady’s Dinner House", que abrió con su esposa en Shelbyville, Kentucky, en 1968, como competidor. Cuando Heublein amenazó con bloquear el plan, Sanders demandó por $ 122 millones. Las dos partes llegaron a un acuerdo extrajudicial, y Sanders recibió $ 1 millón y la oportunidad de dar una lección de cocina a los ejecutivos de Heublein a cambio de su promesa de dejar de criticar la comida de Kentucky Fried Chicken. Se permitió que la "Casa de Cena Claudia Sanders", renombrada, permaneciera abierta y todavía está en funcionamiento.

7. Sanders maldijo como un marinero.

El coronel puede haber parecido el epítome de un caballero sureño, pero su lenguaje era notoriamente salado, particularmente cuando no estaba satisfecho con la calidad de la comida que servían los franquiciados. "El Coronel es famoso entre la gente de KFC por la fuerza y ​​variedad de sus juramentos", informó un 1970 Neoyorquino perfil. "Solía ​​maldecir lo más lindo que jamás hayas escuchado", admitió Sanders. "Hice mis maldiciones antes que las mujeres o cualquier otra persona, pero de alguna manera nadie se ofendió".

8. El coronel supuestamente maldijo a un equipo de béisbol japonés.

Cuenta la leyenda que Sanders maldijo a los Hanshin Tigers después de que los alegres fanáticos del equipo de béisbol celebraran un campeonato de 1985 arrojando su estatua, tomada de un restaurante local de Kentucky Fried Chicken, a un río de Osaka. La posterior sequía del campeonato del equipo se atribuyó a la "Maldición del Coronel", pero incluso la recuperación en 2009 de la estatua del fondo fangoso del río aún no ha dado como resultado otro título para el equipo.

LEER MÁS: La historia sorprendentemente antigua de la salsa de tomate


Coronel Sanders

Coronel Harland David Sanders [a] (9 de septiembre de 1890 - 16 de diciembre de 1980) fue un hombre de negocios estadounidense, más conocido por fundar la cadena de restaurantes de pollo de comida rápida Kentucky Fried Chicken (también conocida como KFC) y luego actuar como embajador y símbolo de la marca de la compañía. Su nombre e imagen siguen siendo símbolos de la empresa. El título "coronel" es un título honorífico, el más alto otorgado por la Commonwealth de Kentucky, el Coronel de Kentucky, y no es un rango militar. El gobernador de Kentucky otorga el honor de la comisión de un coronel, mediante la emisión de cartas de patente.

Sanders tuvo varios trabajos en sus primeros años de vida, como fogonero de máquinas de vapor, vendedor de seguros y operador de estaciones de servicio. Comenzó a vender pollo frito en su restaurante de carretera en North Corbin, Kentucky, durante la Gran Depresión. Durante ese tiempo, Sanders desarrolló su "receta secreta" y su método patentado de cocinar pollo en una freidora a presión. Sanders reconoció el potencial del concepto de franquicia de restaurantes y la primera franquicia de KFC se abrió en South Salt Lake, Utah, en 1952. Cuando cerró su restaurante original, se dedicó a tiempo completo a franquiciar su pollo frito en todo el país.

La rápida expansión de la compañía en los Estados Unidos y en el extranjero se volvió abrumadora para Sanders. En 1964, que entonces tenía 73 años, vendió la compañía a un grupo de inversionistas liderados por John Y. Brown Jr. y Jack C. Massey por $ 2 millones ($ 16.7 millones en la actualidad). Sin embargo, mantuvo el control de las operaciones en Canadá y se convirtió en embajador de marca asalariado de Kentucky Fried Chicken. En sus últimos años, se volvió muy crítico con la comida que servían los restaurantes de KFC, ya que creía que habían reducido los costos y permitido que la calidad se deteriorara.


Comenzó con un pobre abandono de la escuela secundaria

Harland Sanders no estaba destinado a hacer nada, simplemente seguía intentando una mierda. Este era un hombre que sería despedido de un trabajo tras otro por razones cada vez más estúpidas. Persiguió sus sueños como un perro que persigue un camión de bomberos que ve en la televisión.

Sanders nació en Indiana en 1890, presumiblemente ya lucía el cabello blanco, las gafas y la perilla que lo hacían lucir como el logotipo de un restaurante que cobró vida debido al deseo equivocado de un niño.

Su padre murió cuando él era joven, y Sanders terminó teniendo que hacer toda la cocina para su gran familia a los siete años. A esa edad, no podía abrir un Go-Gurt sin tijeras. Se vio obligado a improvisar con lo que tenía. Fue como Cortado, sólo que en lugar de que le entregaran una canasta donde la "bola curva" es el queso de cabra, tuvo que preparar una comida para diez con polla de vaca, una moneda de cinco centavos y tristeza.

A la edad de 13 años, Sanders se mudó para trabajar en una granja. Salió de la escuela en séptimo grado, diciendo "el álgebra es lo que me alejó". Así comenzó uno de los viajes hacia el éxito más ridículos de la historia.

Relacionado: La historia de origen increíblemente oscuro de la tía Anne


[HISTORIA] Coronel Sanders

cr. upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/b/bf/KFC_logo.svg/300px-KFC_logo.svg.png

¿Conoces al anciano del logo de KFC? Le pregunto tantas veces a muchas personas y su reacción fue como, "Dios mío, ¿es real?" bueno, sí, pensé que todas las personas en este mundo que ya comen en KFC lo sabían, pero no todas. Así que decido compartir una breve historia sobre KFC y el hombre del logo, el coronel Sanders.

Coronel Harland David Sander, o Coronel Sanders, nacido el 9 de septiembre de 1890 y fallecido el 16 de diciembre de 1980. Era un hombre de negocios estadounidense y mejor conocido por fundar KFC. No nació como hombre de negocios ni como gran chef. Su padre es agricultor, luego se convirtió en carnicero cuando se rompió una pierna.

El propio Sanders alguna vez tuvo múltiples trabajos tan lejos de la cocina y los negocios. Peón, pintor de carruajes, director de orquesta, etc. Estudió derecho en la Universidad de Extensión La Salle.

En 1929 en Corbin, Kentucky, abrió un automóvil para el servicio de stand. Allí comenzó a cocinar platos de pollo y otras comidas para su cliente. A mucha gente le gustan sus platos y su popularidad crece. Su salida fue destruida en noviembre de 1939, pero el coronel Sanders no se rindió.

En 1939 finalmente encontró la excelente manera de cocinar pollos y usando su receta secreta. La receta es de alto secreto, pocas personas la conocen. Me pregunto qué es, tal vez debería hacer un pacto con Plankton para robar su receta secreta & # 8230

Pero esa receta secreta no iba a impresionar al restaurante. Muchas veces el Coronel Sanders intentó ofrecer su receta a muchos restaurantes, pero siempre falló. Y luego, en su intento 1008, ¡lo bueno estaba con él y lo hizo! Este fue el comienzo del glorioso KFC.

Aparentemente, el nombre de KFC se cambió muchas veces. Solía ​​ser Kentucky Fried Chicken, pero debido a muchas cosas, se transformó en KFC. Aún así, lo conocemos como el acrónimo de Kentucky Fried Chicken, pero en realidad significa Kitchen Fresh Chicken. Está bien, solo sé esto y suena extraño.

¡Okey! Esa es una breve historia sobre KFC. De hecho, es muy largo, pero puedo decirte esto. Sin embargo, puede buscarlo en Google si todavía siente curiosidad por él. De este artículo espero que pueda reflexionar sobre el coronel Sanders por no darse por vencido nunca en algo en lo que cree. Por lo tanto, no se rinda como hizo Colonel, ¡y tal vez podría hacer otro gran restaurante como lo hizo él!


El verdadero coronel Sanders odiaba tanto a KFC y el pollo n. ° 8217 que intentó abrir un restaurante de la competencia

El coronel Sanders, la imagen detrás de la marca KFC, desapareció en gran medida de los comerciales de KFC hasta hace poco, cuando Darrell Hammond asumió el cargo a principios de este año, solo para encontrarse con una controversia sobre el hecho de que la caricatura del coronel de Hammond resultó ser una falta de respeto a la Coronel Sanders original (Hammond fue reemplazado posteriormente por Norm MacDonald).

Sin embargo, es posible que muchos ni siquiera se hayan dado cuenta de que el coronel Sanders era una persona real, y no solo un logotipo en los letreros de restaurantes y cubos de pollo de KFC & # 8217. De hecho, Harland David Sanders no solo creó la empresa, sino que, después de venderla, actuó como embajador de buena voluntad de KFC durante los últimos 20 años de su vida. Y sí: se veía como lo hace en los carteles de KFC, y nunca se lo vio en público durante las últimas dos décadas de su vida sin usar su característico traje blanco y perilla. También fue un & # 8220Colonel & # 8221, pero no en el sentido militar. Coronel era como el equivalente de Kentucky a ser nombrado caballero en Inglaterra.

El propio Sanders era lo que en el Sur podríamos llamar un hijo de puta duro. Vivió una vida dura y llena de fracasos. Su padre cayó muerto de fiebre cuando Sanders era solo un niño. Tuvo un hijo que murió de una infección de amígdalas. Abandonó la escuela en el séptimo grado y pasó gran parte de su vida trabajando duro y en trabajos intensivos en mano de obra, como ayudante de herrero, bombero y obrero ferroviario. Finalmente obtuvo un título en derecho a través de la escuela por correspondencia, aunque perdió su trabajo como abogado después de meterse en una pelea con su propio cliente. Estas & # 8220 riñas & # 8221 fueron comunes a lo largo de su vida. De hecho, en la década de 1930, mientras dirigía una estación de servicio, se metió en un tiroteo con un competidor que dejó a un hombre muerto y a su competidor con una herida de bala en el hombro, cortesía del Coronel (maldito) Sanders.


Fue en el negocio de las gasolineras donde el coronel Sanders finalmente empezó a ganar algo de tracción. Vendió su pollo frito sin receta hasta que fue lo suficientemente popular como para poder abrir un restaurante contiguo, que posteriormente se incendió. Lo reconstruyó, junto con un motel, y cuando tenía 50 años, se le ocurrió la & # 8220Secret Recipe & # 8221 detrás del pollo de KFC & # 8217. No fue hasta que tenía 62 años en 1952 y 8212 antes de ofrecer su receta a otro restaurante en Utah, que se convirtió en la primera franquicia oficial de KFC (las ventas en ese restaurante se triplicaron en el primer año).

Cuando Sanders tenía 65 años, lo peor que le podía pasar se convirtió en lo mejor. Se construyó la Interestatal 75 y Sanders perdió tanto negocio que se vio obligado a cerrar. Estaba arruinado, con solo $ 105 a su nombre. Fue entonces cuando Sanders decidió entrar en el negocio de las franquicias. Viajó por el país, a menudo durmiendo en su automóvil, en un esfuerzo por franquiciar su pollo, y según los informes, fue rechazado 1.009 veces antes de obtener su primera franquicia.

El enfoque fue exitoso. En 1964, había más de 600 ubicaciones, tantas que Sanders, de 74 años, no podía manejarlas. Vendió la franquicia a dos empresarios por 2 millones de dólares y un salario anual de 40.000 dólares para actuar como embajador de buena voluntad de la corporación (eventualmente ganaba hasta 250.000 dólares al año por aparecer en anuncios de televisión).

Pero aquí es donde se pone interesante, porque el coronel Sanders era un viejo insoportable. Su imagen estaba en el restaurante, y viajó por el país apoyándolo, por lo que mantuvo esos restaurantes en un alto nivel. Visitaba franquicias en todo el país, y si no le gustaba lo que veía (o comía), lo decía, a menudo con muchas blasfemias. Había 5.500 restaurantes, y el Coronel se ganó una reputación en la década de 1970 por tener arrebatos llenos de juramentos en varios de ellos.


De hecho, cuando KFC cambió la & # 8220 receta secreta & # 8221 tanto del pollo como de la salsa, se citó al coronel Sanders diciendo en un restaurante de Nueva York: & # 8220 este es el peor pollo frito que & # 8217 he visto jamás ”. También reprendió la salsa como & # 8220s lodo, & # 8221 diciendo que era & # 8220 nada más que pasta de papel tapiz & # 8221. De hecho, llamó al nuevo pollo frito crujiente & # 8220 “una maldita bola de masa frita puesta encima de pollo."

Aparentemente, KFC se había visto obligado a cambiar la receta de salsa porque & # 8212 con 5.500 restaurantes & # 8212 tenían que simplificar el proceso. Pero Sanders estaba tan enojado por eso que anunció planes para abrir un nuevo restaurante competidor, llamado así por su amante convertida en esposa: & # 8220Claudia Sanders, The Colonel & # 8217s Lady & # 8221 KFC lo demandó por $ 120 millones (el la demanda finalmente se resolvió por $ 1 millón y Sanders vendió el restaurante, aunque todavía existe en Shelbyville, Kentucky, bajo el nombre de Claudia Sanders Dinner House).

Cinco años después de que se resolviera la guerra entre el coronel Sanders y KFC, Sanders murió de leucemia. Tenía 90 años.

Treinta y cinco años después, hay 18.875 puntos de venta de KFC en todo el mundo, y después de haber trabajado en uno cuando era adolescente y haber comido en uno en los últimos tres años, puedo dar fe de la opinión de Sanders & # 8217: El pollo es terrible y el la salsa es peor.


8 cosas que quizás no sepa sobre el verdadero coronel Sanders

SGT (Únase para ver)

El 24 de septiembre de 1952, la cadena de restaurantes de comida rápida estadounidense & quotKFC & quot [Kentucky Fried Chicken] abrió su primera franquicia en Salt Lake City, Utah. Del artículo:

& quot8 cosas que quizás no sepa sobre el verdadero coronel Sanders
Omar Marques / SOPA Images / LightRocket / Getty Images

Antes de convertirse en la segunda cadena de comida rápida más grande del mundo, Kentucky Fried Chicken fue una creación de un hombre llamado Harland Sanders, que cocinaba platos sencillos de campo en una gasolinera junto a la carretera. Incluso después de su muerte en 1980, Sanders sigue siendo la cara reconocible al instante de la empresa. La historia de su vida, y su camino hacia la fama de la comida rápida, incluye mucho más que solo pollo.

El verdadero coronel Sanders
Coronel Harland Sanders, fundador de la cadena de restaurantes Kentucky Fried Chicken, en 1974. John Olson / The LIFE Images Collection / Getty Images
1. Sanders abrió su primer restaurante dentro de una gasolinera.
Cuando Harland Sanders comenzó a servir comidas a los camioneros en una vieja mesa de comedor familiar que se colocó en la parte delantera de su estación de servicio de Corbin, Kentucky, en 1930, el pollo frito no estaba en el menú porque se tardaba demasiado en prepararlo. Sin embargo, sus cenas campestres de jamón y carne resultaron tan populares que pronto abrió Sanders 'Café al otro lado de la calle y comenzó a servir pollo frito en una sartén de hierro. El crítico gastronómico Duncan Hines incluyó el restaurante en su guía de comida para la carretera de 1935, y fue allí en 1939 que el coronel usó ollas a presión para perfeccionar su pollo para freír cubierto con su receta secreta de 11 hierbas y especias.

2. Hirió a un rival empresarial en un tiroteo mortal.
El exaltado Sanders nunca se retractó de una pelea, lo que le sirvió bien en el barrio rudo "Hell's Half-Acre" que rodeaba su gasolinera Shell Oil. Cuando el futuro gigante de la comida rápida pintó carteles publicitarios en graneros a kilómetros de distancia, la agresiva táctica de marketing molestó a Matt Stewart, que operaba una gasolinera Standard Oil cercana. Cuando le dijeron que Stewart estaba pintando sobre uno de sus letreros por segunda vez, Sanders se apresuró al lugar con dos ejecutivos de Shell. Según el libro de Josh Ozersky, El coronel Sanders y el sueño americano, Stewart cambió su pincel por una pistola y mató a tiros al gerente de distrito de Shell, Robert Gibson. Sanders devolvió el fuego e hirió a Stewart en el hombro. Stewart fue sentenciado a 18 años de prisión por asesinato, pero los cargos contra Sanders fueron retirados después de su arresto.

3. Sanders sirvió en el ejército pero fue coronel honorario.
Sanders, quien falsificó su fecha de nacimiento para alistarse en el Ejército de los Estados Unidos en 1906, sirvió en Cuba durante varios meses antes de su baja honorable. En 1935, el gobernador de Kentucky, Ruby Laffoon, emitió un decreto ceremonial que encargaba a Sanders como coronel honorario. Después de una segunda comisión honoraria en 1949, Sanders abrazó el título y trató de lucir el papel dejándose crecer el vello facial y poniéndose una levita negra y una corbata. Poco después, el coronel se cambió a un traje blanco, que ayudaba a disimular las manchas de harina, y se blanqueó el bigote y la perilla para que hicieran juego con su pelo blanco.

El verdadero coronel Sanders
Harland Sanders sosteniendo un plato de su masa de pollo frito, 1974. John Olson / The LIFE Images collection / Getty Images
4. El coronel dio a luz bebés y ejerció la abogacía antes de triunfar en la comida rápida.
Sanders tenía un currículum extremadamente variado antes de tener éxito en el negocio del pollo frito a los 60 años. Cuando era joven, trabajó duro como peón de campo y conductor de tranvía antes de trabajar para compañías ferroviarias en todo el sur. Aspirando a ser el próximo Clarence Darrow, Sanders estudió derecho por correspondencia y ejerció en tribunales de justicia de paz en Arkansas hasta que una pelea en la corte con un cliente descarriló su carrera legal. Operaba un barco de vapor que cruzaba el río Ohio entre Kentucky e Indiana, y vendía seguros de vida y neumáticos para automóviles. Durante su tiempo en Corbin, Sanders incluso dio a luz bebés. "No había nadie más para hacerlo", relata Sanders en su autobiografía. "Los maridos no podían pagar un médico cuando sus esposas estaban embarazadas".

5. Su primera franquicia de Kentucky Fried Chicken fue en Utah.
El pollo frito del coronel se convirtió por primera vez en un éxito de comida rápida en un lugar poco probable: Salt Lake City, Utah. Fue allí en 1952 que Pete Harman, un amigo de Sanders que dirigía uno de los restaurantes más grandes de la ciudad, se convirtió en el primer franquiciado del coronel. Según Ozersky, el restaurante Harman fue pionero en el famoso contenedor cubo y utilizó el apodo de “Kentucky Fried Chicken”. Lo que la mayoría de la gente asocia con la comida rápida en todo el mundo hoy en día parecía una especialidad regional en un menú en la década de 1950 en Utah.

Sanders tenía 65 años y dependía de un cheque del Seguro Social de 105 dólares al mes cuando incorporó Kentucky Fried Chicken y comenzó a conducir su Ford 1946 por todo el país, contratando nuevas franquicias.

El primer KFC
El primer sitio de KFC en Salt Lake City, Utah, el 12 de agosto de 2002. Danny La / Getty Images
6. Después de vender la empresa, el coronel demandó a Kentucky Fried Chicken por 122 millones de dólares.
Sanders vendió Kentucky Fried Chicken en 1964, y después de que el conglomerado de alimentos Heublein comprara la empresa en 1971, el cascarrabias coronel comenzó a ridiculizar la salsa de la cadena como "basura" y a sus propietarios como "un montón de perros de la bebida". Aunque seguía siendo la cara pública de la empresa, a Sanders le disgustaba tanto la comida de Kentucky Fried Chicken que desarrolló planes para franquiciar el restaurante "The Colonel’s Lady’s Dinner House", que abrió con su esposa en Shelbyville, Kentucky, en 1968, como competidor. Cuando Heublein amenazó con bloquear el plan, Sanders demandó por 122 millones de dólares. Las dos partes llegaron a un acuerdo extrajudicial, y Sanders recibió $ 1 millón y la oportunidad de dar una lección de cocina a los ejecutivos de Heublein a cambio de su promesa de dejar de criticar la comida de Kentucky Fried Chicken. Se permitió que la "Casa de Cena Claudia Sanders", renombrada, permaneciera abierta y todavía está en funcionamiento.

7. Sanders maldijo como un marinero.
El coronel puede haber parecido el epítome de un caballero sureño, pero su lenguaje era notoriamente salado, particularmente cuando no estaba satisfecho con la calidad de la comida que servían los franquiciados. "El Coronel es famoso entre la gente de KFC por la fuerza y ​​variedad de sus palabrotas", informó un perfil de un neoyorquino de 1970. "Solía ​​maldecir lo más lindo que jamás hayas escuchado", admitió Sanders. "Hice mis maldiciones antes que las mujeres o cualquier otra persona, pero de alguna manera nadie se ofendió".

8. El coronel supuestamente maldijo a un equipo de béisbol japonés.
Cuenta la leyenda que Sanders maldijo a los Hanshin Tigers después de que los alegres fanáticos del equipo de béisbol celebraran un campeonato de 1985 arrojando su estatua, tomada de un restaurante local de Kentucky Fried Chicken, a un río de Osaka. La posterior sequía del campeonato del equipo se atribuyó a la "Maldición del Coronel", pero incluso la recuperación de la estatua en el fondo del río fangoso en 2009 aún no ha dado como resultado otro título para el equipo & quot.


8 cosas que quizás no sepa sobre el verdadero coronel Sanders

SGT (Únase para ver)

El 24 de septiembre de 1952, la cadena de restaurantes de comida rápida estadounidense & quotKFC & quot [Kentucky Fried Chicken] abrió su primera franquicia en Salt Lake City, Utah. Del artículo:

& quot8 cosas que quizás no sepa sobre el verdadero coronel Sanders

Con su característico traje blanco y perilla, el fundador de Kentucky Fried Chicken es reconocido en todo el mundo. Pero, ¿quién era en realidad y era coronel?
Antes de convertirse en la segunda cadena de comida rápida más grande del mundo, Kentucky Fried Chicken fue una creación de un hombre llamado Harland Sanders, que cocinaba platos sencillos de campo en una gasolinera junto a la carretera. Incluso después de su muerte en 1980, Sanders sigue siendo la cara reconocible al instante de la empresa. La historia de su vida, y su camino hacia la fama de la comida rápida, incluye mucho más que solo pollo.

1. Sanders abrió su primer restaurante dentro de una gasolinera.
Cuando Harland Sanders comenzó a servir comidas a los camioneros en una vieja mesa de comedor familiar que se colocó en la parte delantera de su estación de servicio de Corbin, Kentucky, en 1930, el pollo frito no estaba en el menú porque se tardaba demasiado en prepararlo. Sin embargo, sus cenas campestres de jamón y carne resultaron tan populares que pronto abrió Sanders 'Café al otro lado de la calle y comenzó a servir pollo frito en una sartén de hierro. El crítico gastronómico Duncan Hines incluyó el restaurante en su guía de comida para la carretera de 1935, y fue allí en 1939 que el coronel usó ollas a presión para perfeccionar su pollo para freír cubierto con su receta secreta de 11 hierbas y especias.

2. Hirió a un rival empresarial en un tiroteo mortal.
El exaltado Sanders nunca se retractó de una pelea, lo que le sirvió bien en el barrio rudo "Hell's Half-Acre" que rodeaba su gasolinera Shell Oil. Cuando el futuro gigante de la comida rápida pintó carteles publicitarios en graneros a kilómetros de distancia, la agresiva táctica de marketing molestó a Matt Stewart, que operaba una gasolinera de Standard Oil cercana. Cuando le dijeron que Stewart estaba pintando sobre uno de sus letreros por segunda vez, Sanders se apresuró al lugar con dos ejecutivos de Shell. Según el libro de Josh Ozersky, El coronel Sanders y el sueño americano, Stewart cambió su pincel por una pistola y mató a tiros al gerente de distrito de Shell, Robert Gibson. Sanders devolvió el fuego e hirió a Stewart en el hombro. Stewart fue sentenciado a 18 años de prisión por asesinato, pero los cargos contra Sanders fueron retirados después de su arresto.

3. Sanders sirvió en el ejército pero fue coronel honorario.
Sanders, quien falsificó su fecha de nacimiento para alistarse en el Ejército de los Estados Unidos en 1906, sirvió en Cuba durante varios meses antes de su baja honorable. En 1935, el gobernador de Kentucky, Ruby Laffoon, emitió un decreto ceremonial que encargaba a Sanders como coronel honorario. Después de una segunda comisión honoraria en 1949, Sanders abrazó el título y trató de lucir el papel dejándose crecer el vello facial y poniéndose una levita negra y una corbata. Poco después, el coronel se cambió a un traje blanco, que ayudaba a disimular las manchas de harina, y se blanqueó el bigote y la perilla para que hicieran juego con su pelo blanco.

4. El coronel dio a luz bebés y ejerció la abogacía antes de triunfar en la comida rápida.
Sanders tenía un currículum extremadamente variado antes de tener éxito en el negocio del pollo frito a los 60 años. Cuando era joven, trabajó duro como peón de campo y conductor de tranvía antes de trabajar para compañías ferroviarias en todo el sur. Aspirando a ser el próximo Clarence Darrow, Sanders estudió derecho por correspondencia y ejerció en tribunales de justicia de paz en Arkansas hasta que una pelea en la corte con un cliente descarriló su carrera legal. Operaba un barco de vapor que cruzaba el río Ohio entre Kentucky e Indiana, y vendía seguros de vida y neumáticos para automóviles. Durante su tiempo en Corbin, Sanders incluso dio a luz bebés. "No había nadie más para hacerlo", relata Sanders en su autobiografía. "Los maridos no podían pagar un médico cuando sus esposas estaban embarazadas".

5. Su primera franquicia de Kentucky Fried Chicken fue en Utah.
El pollo frito del coronel se convirtió por primera vez en un éxito de comida rápida en un lugar poco probable: Salt Lake City, Utah. Fue allí en 1952 que Pete Harman, un amigo de Sanders que dirigía uno de los restaurantes más grandes de la ciudad, se convirtió en el primer franquiciado del coronel. Según Ozersky, el restaurante Harman fue pionero en el famoso contenedor cubo y utilizó el apodo de “Kentucky Fried Chicken”. Lo que la mayoría de la gente asocia con la comida rápida en todo el mundo hoy en día parecía una especialidad regional en un menú en la década de 1950 en Utah.

Sanders tenía 65 años y dependía de un cheque del Seguro Social de 105 dólares al mes cuando incorporó Kentucky Fried Chicken y comenzó a conducir su Ford 1946 por todo el país, contratando nuevas franquicias.

6. Después de vender la empresa, el coronel demandó a Kentucky Fried Chicken por 122 millones de dólares.
Sanders vendió Kentucky Fried Chicken en 1964, y después de que el conglomerado de alimentos Heublein comprara la empresa en 1971, el cascarrabias coronel comenzó a ridiculizar la salsa de la cadena como "basura" y a sus propietarios como "un montón de perros de la bebida". Aunque seguía siendo la cara pública de la empresa, a Sanders le disgustaba tanto la comida de Kentucky Fried Chicken que desarrolló planes para franquiciar el restaurante "The Colonel’s Lady’s Dinner House", que abrió con su esposa en Shelbyville, Kentucky, en 1968, como competidor. Cuando Heublein amenazó con bloquear el plan, Sanders demandó por 122 millones de dólares. Las dos partes llegaron a un acuerdo extrajudicial, y Sanders recibió $ 1 millón y la oportunidad de dar una lección de cocina a los ejecutivos de Heublein a cambio de su promesa de dejar de criticar la comida de Kentucky Fried Chicken. Se permitió que la casa de la cena de Claudia Sanders, renombrada, permaneciera abierta y todavía está en funcionamiento.

7. Sanders maldijo como un marinero.
El coronel puede haber parecido el epítome de un caballero sureño, pero su lenguaje era notoriamente salado, particularmente cuando no estaba satisfecho con la calidad de la comida que servían los franquiciados. “El Coronel es famoso entre la gente de KFC por la fuerza y ​​variedad de sus palabrotas”, informó un perfil de un neoyorquino de 1970. "Solía ​​maldecir a lo más lindo que jamás hayas escuchado", admitió Sanders. "Hice mis maldiciones ante las mujeres o ante cualquier otra persona, pero de alguna manera nadie se ofendió".

8. El coronel supuestamente maldijo a un equipo de béisbol japonés.
Cuenta la leyenda que Sanders maldijo a los Hanshin Tigers después de que los alegres fanáticos del equipo de béisbol celebraran un campeonato de 1985 arrojando su estatua, tomada de un restaurante local de Kentucky Fried Chicken, a un río de Osaka. La posterior sequía del campeonato del equipo se atribuyó a la "Maldición del Coronel", pero incluso la recuperación de la estatua en el fondo del río fangoso en 2009 aún no ha dado como resultado otro título para el equipo & quot.


Cambiar de concierto

Desafortunadamente, la artritis eventualmente puso fin a la carrera de trucos de McGivern a finales de sus 50, por lo que decidió viajar y difundir sus conocimientos en lugar de entretener a la gente.

Trabajó con personal encargado de hacer cumplir la ley en todo el país. He taught marksmanship to police officers and federal agents from various LE agencies, including at the FBI’s training headquarters in Quantico, translating his exhibition-shooting experience into practical skills that focused on putting a lot of rounds on a target, accurately and quickly, under varying circumstances. At the time, most law enforcement in the US were still carrying double-action revolvers, McGivern’s specialty.

He started his trick shooting career using semi-auto handguns but realized he could shoot quite a bit faster with double-action revolvers. If there’s any doubt this is generally true, check out Miculek firing 12 shots from a revolver in under three seconds back in 1999.

When it came to training law enforcement, McGivern taught them how to shoot fast and accurately at close targets, but he was a firm believer that a .357 Magnum revolver, with proper technique, could be used to effectively engage man-sized targets with repeatable accuracy at distances of 600 yards. He preferred to use a gun outfitted with a small-diameter rear aperture sight with a gold bead front sight for this kind of shooting, though he experimented with various peep sights and telescopic scopes.

In fact, McGivern was friends with Elmer Keith and was instrumental in creating the earliest magnum revolver cartridges. While Keith was (most likely) integral to the creation of the .357 Magnum, he ultimately went on to deride it when he developed the .44 Special into what would become the .44 Remington Magnum, a superior cartridge in his mind. McGivern, on the other hand, believed the .357 Mag was the ultimate revolver cartridge and devoted a whole lot of his time and effort to pushing the round to its limits with what would have been considered a service revolver at the time, both in terms of speed and close- and long-range accuracy.

Time has proved that McGivern may have ultimately been correct in his assessment of the .357 Magnum. Despite Keith’s proselytizing, the .44 Mag was always considered too overpowered for law enforcement use, while many departments and agencies adopted .357 wheelguns as replacements for or as an alternate option to .38 Special revolvers.

Today, despite a foray into use of the more powerful .40 S&W for semi-autos, the 9 mm chambering, with modern ammunition, reigns supreme in the LE and military worlds—and the characteristics of a 9 mm +P cartridge are more similar to a .357 load than they are to a .44 Mag. Perhaps McGivern was more on the money because he focused on volume of fire and LE applications, whereas Keith was more hunting focused.

Ed McGivern stands with officers of the Lewistown Police Department. Following his exploits as a trick shooter, McGivern trained the police department, the Fergus County Sheriff’s officers, the Montana Highway Patrol, and later the FBI, on firearms techniques. He did this free of charge. Screenshot from mtmemory.org.


9 Intriguing Excerpts From Old FBI Files

Under J. Edgar Hoover, everybody who was anybody had an FBI file. Here are some interesting things we found while poking around their archives.

1. Albert Einstein

Our favorite scientist’s file is over 1800 pages long. Einstein’s German roots always made the Bureau nervous. It didn’t help that he was an outspoken pacifist and socialist (not to mention a harsh critic of Sen. Joseph McCarthy). When Einstein was asked to join the Manhattan project in 1939, the FBI concluded that, “In view of his radical background, this office would not recommend the employment of Dr. Einstein on matters of a secret nature without a very careful investigation, as it seems unlikely that a man of his background could, in such a short time, become a loyal American citizen.”

The FBI suspected that Einstein was a German spy, and it planned to deport him once they found proof: “Notwithstanding his world-wide reputation as a scientist, [Einstein] may properly be investigated for possible revocation of naturalization.” The Bureau came up empty.

2. Colonel Sanders

Colonel Sanders admired J. Edgar Hoover and occasionally requested favors from him. One time, the Colonel asked Hoover to come to his birthday party, in a letter which now rests in his FBI file:

After searching the Colonel’s criminal record, Hoover gently declined.

3. Extra Sensory Perception

In 1957, William Foos began pretending to read through walls. Weeks later, the FBI was at his door asking if his powers were real:

“Should his claims be well-founded, there is no limit to the value which could accrue to the FBI—complete and undetectable access to mail, the diplomatic pouch visual access to buildings—the possibilities are unlimited insofar as law enforcement and counterintelligence are concerned… It is difficult to see how the bureau can afford to not inquire into this matter more fully. Bureau interest can be completely discreet and controlled and no embarrassment would result.”

Foos went on to perform elaborate card tricks for FBI agents, CIA members, and leading military officers, but the government became suspicious when he refused to divulge his methods. After consulting a slew of psychologists and university studies, the FBI dropped the case, leaving behind this 40-page file on ESP.

4. The Grateful Dead

Most of the Grateful Dead’s pages are suspiciously blacked out with marker. The file does show, however, how clueless the FBI was about pop music trends. When mentioning the Grateful Dead for the first time, it says, “It would appear this is a rock group of some sort.” The FBI had suspected Jerry Garcia’s group was tied to the criminal drug circle: “LSD originates from San Fransisco, California through a renowned rock group known as Grateful Dead.” Despite its suspicions, the FBI decided not to investigate further.

5. Liberace

The FBI holds over 400 pages on Liberace. Most pages focus on a robbery in 1974, when someone stole hundreds of Liberace’s jewels. Other pages look into numerous extortion attempts that attacked Liberace’s sexuality. A meager two pages, however, show that the rhinestone-clad pianist illegally bet on horse races through a bookie in Buffalo, NY. The FBI considered roasting Liberace before a Grand Jury, but later decided against it.

6. Louie, Louie

The FBI spent 30 months investigating the song Louie, Louie because the lyrics were thought to be dirty. The song was playing across America, and naughty lyrics would have violated a code that forbade “the distribution of obscene material.” Agents listened to the record at different speeds, interviewed band members, and even researched analyses made by teenagers who claimed to know the song’s “true meaning.” The Bureau eventually gave up because they “were unable to interpret any wording in the record.”

7. Rowan and Martin's Laugh-In

The FBI can’t take a joke. In 1971, the bureau penned a 21-page report after Rowan and Martin's Laugh-In made fun of Hoover and the FBI. In one sketch, a troupe of ditzy cheerleaders wore FBI garb. In another, actors pretended to talk to Hoover through a potted flower, suggesting that the FBI had bugged the plant. It obviously hurt the Bureau’s fragile feelings: “Some of the so-called jokes were not only not humorous but did not make any sense, the sight-gags were ridiculously stupid and the fight song featuring the cheerleaders was to a great extent unintelligible.” According to the file, the most hurtful line was this knock-knock joke, which it called “vicious” and “sick-type”:

“Knock, knock”

“Who’s there?”

“Hoover”

“Hoover who?”

“Hoover heard of a 76-year old policeman?”

8. I Was a Communist for the FBI (Movie)

In 1941, an FBI agent named Mathew Cvetic joined the Communist Party with the objective of spying on its members. A decade later, Cvetic wrote about his spy adventures. His story appeared in the Publicación del sábado por la noche and was eventually picked up by Warner Brothers, who turned it into an ultra-patriotic (but romanticized) film called, I Was a Communist for the FBI. The film made the Bureau a little nervous. Some parts revealed how the FBI operated others were just gross misrepresentations. The FBI reported that “Cvetic has no right to presume to speak for the FBI…it might be necessary for us to publicly deny Cvetic’s alleged insinuations.” The FBI later denied that Cvetic had ever been an agent.

9. Roswell’s UFO

You may be surprised to learn that the file that made UFOs (and weather balloons) famous is only one page long:

Text:
“Headquarters eight air force, telephonically advised this office that an object purporting to be a flying disc was recovered near Roswell, New Mexico, this date. The disc is hexagonal in shape and was suspended from a balloon by cable, which balloon was approximately twenty feet in diameter. (censored) further advised that the object found resembles a high altitude weather balloon with a radar reflector, but that telephonic conversation between their office and Wright Field had not borne out of this belief. Disc and balloon being transported to Wright Field by special plane for examination. Information provided this office because of national interest in case. And fact that National Broadcasting Company, Associated Press, and others attempting to break story of location of disc today. (Censored) advised would request Wright Field to advise Cincinnati office results of examination. No further investigation being conducted."


Kentucky Colonels are real and they have nothing to do with chicken

If you’re anything like me and had a subscription to Civil War Times Illustrated when you were ten years old, the first time you saw Colonel Sanders (of KFC fame), you probably thought to yourself: “That’s not a colonel! I’ve seen colonels before in Civil War Times Illustrated and they definitely don’t dress like that. What gives?”

Ten-year-old me wasn’t wrong, but Colonel Harland Sanders era a colonel – a Kentucky Colonel – and the distinction is less about military service and more about service. Specifically to the State of Kentucky.

Get this man some bourbon.

The Kentucky Colonels are a voluntary but exclusive philanthropic organization, and the only way to receive a commission as a Kentucky Colonel is to be nominated by the Governor of Kentucky. The Colonels offer grants, scholarships, and more in the form of charitable donations from its membership. The goal is to give back for the betterment of the people of the state while doing the most good with the money they have.

They enjoy the occasional party now and then too.

In order to become a Colonel of the Commonwealth of Kentucky, you’ll need first to be nominated to the Governor or the Secretary of State. The Colonels are, after all, designated representatives of the governor of Kentucky and the “aides-de-camp” of the commonwealth’s chief executive. That’s all due to the history of the organization.

The title of Kentucky Colonel began as a way to bestow respect on elder generations who fought the British in the American Revolution and the War of 1812, as the Kentucky Militias were particularly feared and/or respected by British troops. The governor, Isaac Shelby, personally led Kentucky troops in the War of 1812. When there was no war left to fight, the militias were disbanded – but the governor of the Commonwealth of Kentucky still required an aide-de-camp, so he hired one. That was Col. Charles Stewart Todd. After a while, the role of the governor’s aide-de-camp became more ceremonial and, eventually, honorary.

Nowadays, being designated a Kentucky Colonel still means assisting the governor, but the Colonels exist as envoys of the governor and state, those who preserve Kentucky heritage and history, while improving the lives and living conditions for those who live there. Previous Colonels include boxer Muhammad Ali, Foo Fighters frontman Dave Grohl, actress Betty White, Pope Benedict XVI, and the past seven U.S. Presidents, just to name a few.

So while the uniform and rank may be ceremonial, the duties and expectations of the Kentucky Colonels are very real.


Kentucky Fried Chicken is Born

In 1952, Sanders began franchising his chicken business. His first franchise sale went to Pete Harman, who ran a restaurant in Salt Lake City where “Kentucky Fried Chicken” had the allure of a Southern regional specialty. When a new interstate reduced traffic at Sanders&apos own restaurant in North Carolina, he sold the location in 1955. He then started traveling across the country, cooking batches of chicken from restaurant to restaurant, striking deals that paid him a nickel for every chicken the restaurant sold. In 1964, with more than 600 franchised outlets, he sold his interest in the company for $2 million to a group of investors.

Kentucky Fried Chicken went public in 1966 and was listed on the New York Stock Exchange in 1969. More than 3,500 franchised and company-owned restaurants were in worldwide operation when Heublein Inc. acquired KFC Corporation in 1971 for $285 million. KFC became a subsidiary of R.J. Reynolds Industries, Inc. (now RJR Nabisco, Inc.), when Heublein Inc. was acquired by Reynolds in 1982. KFC was acquired in October 1986 from RJR Nabisco, Inc. by PepsiCo, Inc., for approximately $840 million.


Ver el vídeo: La historia del Coronel Sanders, fundador de KFC (Enero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos