Nuevo

Peligros del Imperio y el bosque de Teutoburgo

Peligros del Imperio y el bosque de Teutoburgo


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

>

Combinando comentarios de historiadores destacados con imágenes creadas con el motor Total War: ROME II, este corto documental analiza de cerca una de las derrotas más devastadoras que jamás haya enfrentado el Imperio Romano.

La Batalla del Bosque de Teutoburgo vio a tres legiones completas de Roma completamente destruidas; sacudió al imperio hasta sus cimientos y ofreció a Roma un severo recordatorio de los peligros de un imperio sobrecargado.

Con Bettany Hughes, Mike Loades, Lynette Nusbacher y el Dr. Adrian Goldsworthy.


Suebi

los Suebi (o Suevos, también deletreado Suevi, Suavi) eran un gran grupo de pueblos germánicos originarios de la región del río Elba en lo que hoy es Alemania y la República Checa. En la era romana temprana incluían muchos pueblos con sus propios nombres, como los marcomanos, quadi, hermunduri, semnones y lombardos. Más tarde se formaron nuevos grupos, como los alamanes y los bávaros, y dos reinos en el Período de Migración se denominaron simplemente suevos. [1]

Aunque Tácito especificó que el grupo suebio no era un antiguo grupo tribal en sí mismo, los pueblos suevos están asociados por Plinio el Viejo con los irminones, una agrupación de pueblos germánicos que afirmaban tener conexiones ancestrales. Tácito menciona las lenguas suevas y una "Suevia" geográfica.

Los suevos fueron mencionados por primera vez por Julio César en relación con la invasión de la Galia por el rey germánico Ariovisto durante las Guerras de las Galias. A diferencia de Tácito, los describió como un solo pueblo, distinto de los marcomanos, dentro de la categoría germánica más amplia, que vio como una amenaza creciente para la Galia y la Italia en el siglo I a.C., ya que se habían estado moviendo hacia el sur de manera agresiva, a expensas de los galos. tribus, y estableciendo una presencia germánica en las áreas inmediatas al norte del Danubio. En particular, vio a los suevos como los pueblos germánicos más belicosos.

Durante el reinado de Augusto, el primer emperador, Roma hizo campañas agresivas en Germania, al este del Rin y al norte del Danubio, empujando hacia el Elba. Después de sufrir una gran derrota ante los romanos en el 9 a. C., Maroboduus se convirtió en rey de un reino suevo que se estableció dentro de las protectoras montañas y bosques de Bohemia. Los suevos no se unieron a la alianza liderada por Arminius. [2]

Bajo el reinado de Marco Aurelio en el siglo II d.C., los marcomanos, quizás bajo la presión de las tribus germánicas orientales del norte, invadieron Italia. [3]

Con la crisis del siglo III, habían surgido nuevos grupos suevos e Italia fue invadida nuevamente por los juthungi, mientras que los alamanes devastaban la Galia y establecían los agri decumates. [4] Los alamanes continuaron ejerciendo presión sobre la Galia, mientras que el cacique alamánico Chrocus jugó un papel importante en la elevación de Constantino el Grande a Emperador Romano.

A finales del siglo IV d. C., la frontera del Danubio Medio habitada por los quadi y los marcomanos recibió un gran número de góticos y otros pueblos orientales, que escaparon de los disturbios asociados con los hunos. En el 406 d. C., las tribus suebias lideradas por Hermeric, junto con otros grupos del Danubio, incluidos los alanos y los vándalos, cruzaron el Rin e invadieron Galia e Hispania. Finalmente establecieron el Reino de los Suevos en el noroeste de España y Portugal. Con la ruptura del poder huno después de la batalla de Nedao, también hubo un reino de los suevos de corta duración en el Danubio, bajo Hunimund. Fueron derrotados por los ostrogodos, uno de los pueblos de origen oriental que habían sido aliados de los hunos. En el siglo VI, los longobardos suevos se trasladaron desde el Elba para convertirse en una de las principales potencias del Danubio Medio, en competencia con las dinastías del este como los Hérules, los Gépidos y los Ostrogodos.

Durante los últimos años de la decadencia del Imperio Romano Occidental, el general suebio Ricimer fue su gobernante de facto. [5] Los lombardos, con muchos pueblos del Danubio tanto suevos como del este, se asentaron más tarde en Italia y establecieron el Reino de los lombardos.

Los alamanes, bávaros y turingios que permanecieron en Germania dio sus nombres a las regiones alemanas aún existentes de Suabia, Baviera y Turingia, respectivamente. [6] Se cree que los idiomas suevos son la fuente principal de los últimos idiomas del alto alemán, incluido el alemán estándar y los dialectos predominantes en el sur de Alemania, Suiza y Austria, que experimentaron el segundo cambio de consonante algún tiempo después de aproximadamente el año 600 d. C. Y dada la cercanía de estos dialectos con el holandés y el bajo alemán, es probable que los idiomas suevos también hayan influido fuertemente en el desarrollo de esos idiomas. [7]


¿Escéptico o real? 9 de agosto de 2010

No me importa lo escéptico que seas (soy yo mismo), esto es muy entretenido. Quizás incluso espeluznante o problemático, para algunos. Narración notable como mínimo.

Ahora estás buscando el secreto. Pero no lo encontrará porque, por supuesto, en realidad no está mirando. Realmente no quieres resolverlo. Quieres que te tomen el pelo.


Contenido

Según sus propias tradiciones, los lombardos inicialmente se llamaron a sí mismos los Winnili. Después de una gran victoria reportada contra los vándalos en el siglo I, cambiaron su nombre a Lombardos. [7] El nombre Winnili se traduce generalmente como 'los lobos', relacionado con la raíz proto-germánica * wulfaz 'Lobo'. [8] El nombre Lombard Según se informa, se deriva de las barbas distintivamente largas de los lombardos. [9] Probablemente sea un compuesto de los elementos protogermánicos *langaz (largo y *bardaz (barba).

Historia temprana Editar

Orígenes legendarios Editar

Según sus propias leyendas, los lombardos se originaron en el sur de Escandinavia. [10] Los orígenes de los lombardos en el norte de Europa están respaldados por pruebas genéticas, [11] [12] antropológicas, [10] arqueológicas y literarias anteriores. [10]

Un relato legendario de los orígenes, la historia y las prácticas lombardas es el Historia Langobardorum (Historia de los lombardos) de Pablo el diácono, escrito en el siglo VIII. La fuente principal de Pablo para los orígenes lombardos, sin embargo, es el siglo VII. Origo Gentis Langobardorum (Origen del pueblo lombardo).

los Origo Gentis Langobardorum cuenta la historia de una pequeña tribu llamada Winnili [3] vivienda en el sur de Escandinavia [4] (Scadanan) (los Codex Gothanus escribe que los Winnili vivieron por primera vez cerca de un río llamado Vindilicus en el límite extremo de la Galia). [13] Los Winnili se dividieron en tres grupos y una parte abandonó su tierra natal para buscar campos extranjeros. El motivo del éxodo probablemente fue la superpoblación. [14] Las personas que partían fueron conducidas por los hermanos Ybor y Aio y su madre Gambara [15] [16] y llegaron a las tierras de Scoringa, quizás la costa del Báltico [17] o el Bardengau a orillas del Elba. [18] Scoringa fue gobernado por los vándalos y sus jefes, los hermanos Ambri y Assi, quienes concedieron a los Winnili la posibilidad de elegir entre tributo o guerra.

Los Winnili eran jóvenes y valientes y se negaron a rendir homenaje, diciendo: "Es mejor mantener la libertad con las armas que mancharla con el pago de tributos". [19] Los vándalos se prepararon para la guerra y consultaron a Godan (el dios Odín [4]), quien respondió que daría la victoria a aquellos a quienes vería primero al amanecer. [20] Los Winnili eran menos en número [19] y Gambara buscó la ayuda de Frea (la diosa Frigg [4]), quien aconsejó que todas las mujeres Winnili deberían atarse el cabello frente a sus caras como barbas y marchar en línea con sus maridos. Al amanecer, Frea giró la cama de su esposo para que mirara hacia el este y lo despertó. Así que Godan vio primero a los Winnili y preguntó: "¿Quiénes son estas barbas largas?", Y Frea respondió: "Mi señor, les has dado el nombre, ahora dales también la victoria". [21] A partir de ese momento, los Winnili fueron conocidos como los Barbas Largas (Latinizado como Langobardi, Italianizado como Longobardiy anglicanizado como Langobardos o Lombardos).

Cuando Pablo el diácono escribió el Historia entre 787 y 796 fue un monje católico y cristiano devoto. Pensaba que las historias paganas de su pueblo eran "tontas" y "ridículas". [20] [22] Paul explicó que el nombre "Langobard" provenía de la longitud de sus barbas. [23] Una teoría moderna sugiere que el nombre "Langobard" proviene de Langbarðr, un nombre de Odin. [24] Sacerdote afirma que cuando los Winnili cambiaron su nombre a "Lombardos", también cambiaron su antiguo culto a la fertilidad agrícola por un culto a Odin, creando así una tradición tribal consciente. [25] Fröhlich invierte el orden de los eventos en Priester y afirma que con el culto a Odin, los lombardos se dejaron crecer la barba en semejanza al Odin de la tradición y su nuevo nombre refleja esto. [26] Bruckner comenta que el nombre de los lombardos está en estrecha relación con el culto a Odin, cuyos muchos nombres incluyen "el de barba larga" o "el de barba gris", y que el nombre de pila lombardo Ansegranus ("el de la barba de los dioses") muestra que los lombardos tenían esta idea de su deidad principal. [27] La ​​misma raíz nórdica antigua Barth o Barði, que significa "barba", se comparte con los Heaðobards mencionados en ambos Beowulf y en Widsith, donde están en conflicto con los daneses. Posiblemente fueran una rama de los Langobardos. [28] [29]

Alternativamente, algunas fuentes etimológicas sugieren una raíz del alto alemán antiguo, barta, que significa "hacha" (y relacionada con la alabarda en inglés), mientras que Edward Gibbon presenta una sugerencia alternativa que sostiene que:

… Börde (o Börd) todavía significa “una llanura fértil al lado de un río”, y un distrito cerca de Magdeburgo todavía se llama lange Börde. Según este punto de vista, Langobardi significaría “habitantes de la gran franja del río” y se supone que todavía se encuentran rastros de su nombre en nombres como Bardengau y Bardewick en las cercanías del Elba. [30]

Según el sacerdote cristiano galo, historiador y teólogo Paulus Orosius (traducido por Daines Barrington), los lombardos o Winnili vivieron originalmente en el Vinuiloth (Vinovilith) mencionado por Jordanes, en su obra maestra Getica, al norte de Uppsala, Suecia. Scoringa estaba cerca de la provincia de Uppland, al norte de Östergötland.

La nota a pie de página luego explica la etimología del nombre Scoringa:

Las costas de Uppland y Östergötland están cubiertas de pequeñas rocas e islas rocosas, que se llaman en alemán Schæren y en sueco Skiaeren. Heal significa puerto en las lenguas del norte, por lo que Skiæren-Heal es el puerto de Skiæren, un nombre bien adaptado al puerto de Estocolmo, en Upplandske Skiæren, y el país puede llamarse justamente Scorung o Skiærunga. [31]

El legendario rey Sceafa de Scandza fue un antiguo rey lombardo en la leyenda anglosajona. El poema inglés antiguo Widsith, en una lista de reyes famosos y sus países, tiene a Sceafa [weold] Longbeardum, nombrando así a Sceafa como gobernante de los lombardos. [32]

Entre los estudiosos se han observado similitudes entre las tradiciones migratorias langobardas y góticas. Estas primeras leyendas migratorias sugieren que un cambio importante de tribus ocurrió en algún momento entre los siglos I y II a.C., que coincidiría con el momento en que los teutoni y los cimbri abandonaron sus países de origen en Escandinavia y emigraron a través de Alemania, invadiendo finalmente la Italia romana.


¿La estrategia militar de Estados Unidos? Extralimitación persistente

Los informes de que el presidente Obama está considerando aún más tropas y bases para luchar contra ISIS en Irak me recuerdan al general romano Publius Quinctilius Varus. Hace dos milenios, Varus envió a tres legiones romanas al bosque de Teutoburgo en Germania en un terreno que neutralizó las ventajas romanas en potencia de fuego y maniobrabilidad. Emboscado y atrapado en un tornillo de banco, sus legiones fueron destruidas en detalle cuando Varus se quitó la vida. Para Roma, la conmoción y la desgracia de la derrota fueron tan grandes que el emperador Augusto gritó: "¡Quinctilius Varus, devuélveme mis legiones!"

Desde el 11 de septiembre, los presidentes estadounidenses y sus asesores militares han enviado repetidamente tropas y prestigio estadounidenses a regiones inhóspitas en un terreno que neutraliza en gran medida las ventajas de Estados Unidos en potencia de fuego y maniobrabilidad. Ya sea en las selvas urbanas de Bagdad, Faluya o Mosul, o en el duro terreno montañoso y primitivo de Afganistán, las tropas estadounidenses se han comprometido con campañas que no pueden ganar (en ningún sentido perdurable), en condiciones que facilitan las emboscadas de un elusivo. enemigo con un conocimiento superior del terreno local. El número de soldados estadounidenses muertos o gravemente heridos en estas campañas es aproximadamente equivalente a los perdidos por Varus, aunque a diferencia de Varus, ningún general estadounidense ha caído sobre su espada.

A diferencia de Roma, que aprendió de la catástrofe de Varus los peligros de la extralimitación imperial, Estados Unidos persiste en no aprender nada. Quizás sea porque la derrota de Estados Unidos es colectiva y gradual, en lugar de singular y rápida. Estados Unidos puede carecer de un Varus o de una calamidad como el Bosque de Teutoburgo, pero el resultado general desde el 11 de septiembre no ha sido menos debilitante para la política exterior estadounidense.

A pesar de revés tras revés, los presidentes y generales estadounidenses persisten en tratar de controlar territorio hostil al final de líneas logísticas inseguras, mientras montan redadas punitivas diseñadas para negar a Al Qaeda o ISIS o los talibanes "refugios seguros". Deberíamos haber aprendido la imposibilidad de hacer esto de Vietnam, pero parece que los presidentes y generales de Estados Unidos siguen tratando de hacer bien en Vietnam, incluso si tienen que trasladar la lucha a los desiertos de Irak o las montañas de Afganistán.

Sin embargo, tratar de controlar territorios en regiones inhóspitas como el Medio Oriente o Afganistán, ya sea que use tropas estadounidenses o ejércitos sustitutos, es un ejercicio de inutilidad estratégica. También es un pensamiento anticuado: la idea de que, para ejercer influencia y control, se necesita un gran número de botas militares en el terreno. Pero el mundo ya ha pasado de ese pensamiento a una hegemonía "sin fronteras" como lo demuestran Internet, los negocios y las finanzas globales y la propia práctica estadounidense de ataques con drones y ciberguerra.

Al desplegar repetidamente tropas estadounidenses, ya sea en decenas de cientos o decenas de miles, en tantos equivalentes del Bosque de Teutoburgo, nuestros líderes continúan con una estrategia de extralimitación que ya se ha probado en bancarrota en Vietnam. Mientras tanto, a pesar de nuestra propia historia revolucionaria temprana, nuestros líderes parecen haber olvidado que a ningún país le gusta ser ocupado o interferido por extranjeros, sin importar cuán "generosos" y "benevolentes" digan ser. Tampoco olvidemos que las botas en el suelo en tierras lejanas y extranjeras cuestan una enorme cantidad de dinero, un costo que no se puede sostener indefinidamente (pregúntele a los británicos en 1781).

Estados Unidos simplemente no puede permitirse más despliegues de tropas (y compromisos de prestigio) que preparen el escenario para más desastres militares. Cuando persiste en comprometer a sus legiones en un terreno tortuoso contra un enemigo que está bien preparado para cobrar un alto precio por su arrogancia personal y obstinación estratégica, obtiene el destino que se merece.

Después de la calamidad de Varus, los romanos dejaron de hacer campaña al este del Rin. ¿Cuándo aprenderán los líderes estadounidenses que la perseverancia en la extralimitación estratégica no es más que una locura?

William Astore es un teniente coronel retirado (USAF) y ex profesor de historia que edita el blog The Contrary Perspective.


Bosque de Teutoburgo: la peor derrota en la historia romana

El bosque de Teutoburgo fue una derrota para los romanos principalmente porque no pudieron obtener las formaciones favoritas dentro del bosque mismo. Añádase que los romanos simplemente no tenían la experiencia de luchar dentro de este gran y oscuro bosque.

Los romanos nunca pudieron realmente pacificar a los "alemanes", que eran solo una gran franja de pueblos. Los alemanes eran demasiado independientes, demasiado feroces, y era más fácil pagar tributos y mantenerlos en una alianza flexible cada vez que Roma necesitaba su ayuda. Esto ayudó a los alemanes, ya que pudieron adquirir muchas habilidades de los romanos que no habrían obtenido de otra manera.

Legionarius

El bosque de Teutoburgo fue una derrota para los romanos principalmente porque no pudieron obtener las formaciones favoritas dentro del bosque mismo. Añádase que los romanos simplemente no tenían la experiencia de luchar dentro de este gran y oscuro bosque.

Los romanos nunca pudieron realmente pacificar a los "alemanes", que eran solo una gran franja de pueblos. Los alemanes eran demasiado independientes, demasiado feroces, y era más fácil pagar tributos y mantenerlos en una alianza flexible cada vez que Roma necesitaba su ayuda. Esto ayudó a los alemanes, ya que pudieron adquirir muchas habilidades de los romanos que no habrían obtenido de otra manera.

Caldera

Es cierto que los romanos no pudieron librar una batalla abierta, algo que Arminio claramente deseaba evitar, sin embargo, lo que es más significativo, considerando que en al menos un lugar las legiones contraatacaron, es la falta de comunicaciones a lo largo de una larga línea de marcha restringida. por vista y terreno. Esa no fue una culpa específica de las legiones romanas, cualquier ejército en esas circunstancias bien podría haber respondido tan mal, pero también es cierto que la legión romana funcionaba de acuerdo con un principio cooperativo y las comunicaciones formales en el campo de batalla eran algo que los romanos nunca desarrollaron. Consideraban a los corredores como intrínsecamente poco fiables y, en cualquier caso, la iniciativa independiente de las unidades formaba parte de la práctica romana. También es cierto que la respuesta letárgica o la pérdida de coordinación fueron problemas que vemos en los relatos romanos de batalla repetidamente. Donde los romanos tenían la iniciativa, como preferían disponer, podían controlar la batalla en la mayoría de los casos. Sin embargo, en situaciones de emboscada, las legiones a menudo se desmoronaban en el caos cuando el mando y las organizaciones locales se derrumbaban bajo el estrés, y también sucedía muy rápido. Muchos legionarios fueron asesinados en una emboscada, otros fueron capturados y luego torturados y ejecutados ritualmente.

Sí, lo hicieron. Las legiones asignadas a Varus ya habían estado luchando contra tribus alemanas en el bosque. Tacitius se refiere a Germania como "bosque temible y pantano apestoso", por lo que el terreno, conocido por ser un bosque lluvioso templado, no era un lugar fácil para hacer campaña, y también hay una referencia a la familiaridad que ayudó a los miembros de las tribus alemanas.

Los romanos fueron mucho más proactivos que eso. Sus patrullas se vieron a menudo en el vecino territorio alemán. Los conceptos modernos de santidad territorial no se aplicaban: Germania era un desierto, una nación estado, y los soldados romanos patrullaban libremente. Era una situación parecida a la de los soldados estadounidenses organizando patrullas en territorio canadiense en caso de que esos molestos canadienses decidieran causar problemas (Sí, veo parque del Sur también)

Además, los romanos interfirieron políticamente, enfrentando a una tribu con otra con promesas de efectivo y bienes, o simplemente difundiendo rumores. En un momento, algunas tribus alemanas no podían reunirse públicamente sin la presencia de un centurión romano, ni seleccionar a sus propios jefes sin el consentimiento de los romanos.

Yakmatt

Gélido

Caldera

Lo he comprobado y no veo ninguna señal que mencioné si tenían problemas o no.

Como he dicho anteriormente, Germania era un bosque lluvioso templado, un ambiente desagradable, aunque el 'bosque terrible y pantano apestoso' que describe Tácito no era el único terreno, también había áreas de brezales. Tenga en cuenta que Germanicus hizo uso de los ríos durante su campaña posterior para facilitar los viajes; por lo tanto, podría no ser demasiado incorrecto comparar el desierto germano con el de la América colonial. Muchos de los mismos animales también.

Si las patrullas romanas tuvieron problemas con los alemanes es otro asunto, y eso depende de las circunstancias. Era una práctica común que los fuertes fronterizos romanos se construyeran más allá de lo que consideraríamos su territorio, con el fin de proporcionar una medida de seguridad fronteriza. Por lo general, no marcaban líneas en un mapa y separaban la propiedad de los bárbaros de la suya; era un concepto más confuso que ese, especialmente en ausencia de características geográficas convenientes, como ríos. En cambio, consideraban una frontera como una 'zona de control'

Dudo que hubiera un tamaño estándar de patrulla. Los comandantes ordenarían a los hombres que patrullaran con la fuerza que consideraran adecuada para las condiciones imperantes, no solo por la perspectiva misma de lidiar con problemas, sino también para mantener ocupadas a las tropas, mantenerlas en forma y mantener a los nativos locales al tanto de que los romanos no lo eran. t bajar la guardia (lo que a menudo tendían a pesar de todo).

La distancia dependería de las circunstancias. Tendría sentido patrullar en las cercanías de los asentamientos nativos, por lo que la distribución de las aldeas prácticamente determinaría dónde patrullarían. Hubo casos de expediciones punitivas de vez en cuando, incursiones en territorio alemán que podrían recorrer un largo camino; hay uno mencionado en la Historia Augusta que ha sido confirmado arqueológicamente, que envió a los soldados romanos un largo camino para asentar el hachís de alguien.

Gélido

Bart Dale

A pesar de las afirmaciones hechas por otros de que los romanos nunca tuvieron la intención de colonizar Alemania al este del Rin, la arqueología de sitios como el Foro Romano de Lahnau-Waldgirmes indica la intención romana de asentar Alemania al este del Rin:

Desde Theodor Mommsen, se suponía que las operaciones romanas en la Gran Germania se limitaban a expediciones exploratorias y pequeñas estaciones comerciales temporales. Esto fue a pesar de la referencia de Cassius Dio (56,18,2) a la fundación de algunas ciudades durante el gobierno de Varus. Waldgirmes parece haber sido uno de esos lugares, diseñado para comerciar con la población germánica y para abastecer a las tropas romanas. .

Waldgirmes parece haber sido una nueva fundación planificada en un sitio virgen. La existencia del foro de gran tamaño en el centro del sitio sugiere que puede haber sido destinado a formar el asentamiento central de una futura civitas, una parte importante de una romanización proyectada del área.

El sitio quedó inacabado, indicado por las grandes áreas sin desarrollar. Después de la victoria de Teutoburgo, cuando prácticamente todos los puestos militares romanos al este del Rin se perdieron, Waldgirmes fue abandonado. Foro de Waldgirmes - Wikipedia, la enciclopedia libre


Si bien el Bosque de Teutoburgo no fue la peor derrota militar que sufrieron los romanos, tuvo uno de los mayores efectos psicológicos sobre los romanos, más que cualquier otra derrota.

Pero en el año 9 d.C., los resultados de esta masacre afectaron a Roma como ninguna otra pérdida en su historia. Alteró la mentalidad romana del bárbaro germánico y eso llevó a Roma a establecer una posición defensiva permanente, lo que le dio al Imperio Romano sus primeras fronteras permanentes en la historia de Roma.

Los resultados de esta batalla fueron mucho más allá de la pérdida de las tres legiones. Después de Teutoburgo, las bases de legionarios romanos se duplicaron a lo largo del Rin. Los asentamientos arqueológicos romanos anteriores a Teutoburgo a lo largo del Rin (a los que se hace referencia en el capítulo 2) pasaron a la defensiva con un nuevo propósito principal de apoyar la línea defensiva de Roma a lo largo del Rin en Xanten, Colonia y Mainz. Los romanos establecieron cuatro bases legionarias adicionales a lo largo del Rin después de Teutoburgo también, en Nimega (Noviomagus), Neuss (Novaesium), Estrasburgo (Argentoratum) y Vindonissa (Venta Belgerum) .176 El hecho de que los romanos se centraran en aumentar las defensivas a lo largo del Rin y no continuar al este del Rin para restablecer sus asentamientos anteriores demuestra un cambio de mentalidad romana. Con el aumento de los puestos defensivos, Roma también aumentó sus legiones a lo largo del Rin, casi duplicándose en número de cinco (en el año 6 d.C.) a ocho legiones después de Teutoburgo.177 La idea de convertir Germania en una provincia romana era una idea del pasado.

Después de Teutoburgo, los romanos nunca conquistaron más allá del río Rin en el resto de su Imperio.178 Este período (9 d.C.) estableció la primera línea defensiva permanente y marcó los límites del Imperio Romano. Teutoburgo llegó en un momento en que Roma, el imperio más poderoso del mundo, aún no había alcanzado su apogeo. Roma continuaría expandiéndose, aumentando su territorio, riqueza y poder durante los siglos venideros. Los romanos completaron su conquista de Gran Bretaña en el 96 d.C. y continuaron su avance hacia el este conquistando Mesopotamia (que retiene la ciudad de Carrhae de la derrotada batalla romana en el Capítulo 2) hacia el 200 d.C.179 Roma continuó su expansión hacia el sur en el norte de África y el norte en Dacia, pero nunca. 180 Roma nunca conquistó el territorio al este del Rin, ya que Teutoburgo provocó la primera parada expansionista permanente en la historia de Roma. www.dtic.mil/cgi-bin/GetTRDoc?AD=ADA502346

1. Después de la batalla del Bosque de Teutoburgo, el Ejército Romano fue reducido permanentemente en tamaño por las 3 legiones perdidas, que nunca fueron reemplazadas, pasando de 28 legiones a 25 legiones.

2. Los romanos nunca más intentaron conquistar y asentar Alemania al este del Rin. Si bien enviaron algunas expediciones de castigo, esas expediciones nunca tuvieron la intención de reconquistar la tierra previamente perdida. Los asentamientos romanos anteriores a Teutoburgo al este del Rin fueron abandonados permanentemente. El Rin se convirtió en un límite defensivo permanente del imperio romano, el primero.

3. Después del Teutoburgo, los alemanes pasaron a ser considerados como una de las mayores amenazas para Roma, lo que no había sido el caso antes. Esto es lo que dijo el escritor posterior a Teutoburgo, Tácito:


La perspectiva contraria

Una máscara de caballería romana encontrada en el presunto sitio de la batalla del bosque de Teutoburgo

Los informes de que el presidente Obama está considerando aún más tropas y bases para luchar contra ISIS en Irak me recuerdan al general romano Publius Quinctilius Varus. Hace dos milenios, Varus envió a tres legiones romanas al bosque de Teutoburgo en Germania en un terreno que neutralizó las ventajas romanas en potencia de fuego y maniobrabilidad. Emboscado y atrapado en un tornillo de banco, sus legiones fueron destruidas en detalle cuando Varus se quitó la vida. Para Roma, la conmoción y la desgracia de la derrota fueron tan grandes que el emperador Augusto gritó: & # 8220 Quinctilius Varus, ¡devuélveme mis legiones! & # 8221

Desde el 11 de septiembre, los presidentes estadounidenses y sus asesores militares han enviado repetidamente tropas y prestigio estadounidenses a regiones inhóspitas en un terreno que neutraliza en gran medida las ventajas de Estados Unidos en potencia de fuego y maniobrabilidad. Ya sea en las selvas urbanas de Bagdad o Faluya o Mosul o en el duro terreno primitivo y montañoso de Afganistán, las tropas estadounidenses se han comprometido con campañas que no pueden ganar (en ningún sentido perdurable), en condiciones que facilitan las emboscadas de un enemigo esquivo. con un conocimiento superior del terreno local. El número de soldados estadounidenses muertos o gravemente heridos en estas campañas es aproximadamente equivalente a los perdidos por Varus, aunque, a diferencia de Varus, ningún general estadounidense ha caído sobre su espada.

A diferencia de Roma, que aprendió de la catástrofe de Varus los peligros de la extralimitación imperial, Estados Unidos persiste en no aprender nada. Quizás eso se deba a que la derrota de Estados Unidos es colectiva y gradual, en lugar de singular y rápida. Estados Unidos puede carecer de un Varus o de una calamidad como el Bosque de Teutoburgo, pero el resultado general desde el 11 de septiembre no ha sido menos debilitante para la política exterior estadounidense.

A pesar de revés tras revés, los presidentes y generales estadounidenses persisten en tratar de controlar territorio hostil al final de líneas logísticas inseguras mientras montan redadas punitivas diseñadas para negar a Al Qaeda o ISIS o los talibanes "refugios seguros". Deberíamos haber aprendido la imposibilidad de hacer esto de Vietnam, pero parece que los presidentes y generales de Estados Unidos siguen tratando de hacer bien en Vietnam, incluso si tienen que trasladar la lucha a los desiertos de Irak o las montañas de Afganistán.

Sin embargo, tratar de controlar territorios en regiones inhóspitas como el Medio Oriente o Afganistán, ya sea que utilice tropas estadounidenses o ejércitos sustitutos, es un ejercicio de inutilidad estratégica. También es un pensamiento anticuado: la idea de que, para ejercer influencia y control, se necesita un gran número de botas militares sobre el terreno. Pero el mundo ya ha pasado de ese pensamiento a una hegemonía "sin fronteras", como lo demuestran Internet, los negocios y las finanzas globales y la propia práctica estadounidense de ataques con drones y ciberguerra.

Al desplegar repetidamente tropas estadounidenses, ya sea en decenas de cientos o decenas de miles, en tantos equivalentes del bosque de Teutoburgo, nuestros líderes continúan con una estrategia de extralimitación que ya fue probada en bancarrota en Vietnam. Mientras tanto, a pesar de nuestra propia historia revolucionaria temprana, nuestros líderes parecen haber olvidado que a ningún país le gusta ser ocupado o interferido por extranjeros, sin importar cuán & # 8220generos & # 8221 y & # 8220benevolentes & # 8221 digan ser. Tampoco olvidemos que las botas en el suelo en tierras lejanas y extranjeras cuestan una enorme cantidad de dinero, un costo que no se puede sostener indefinidamente (pregúntele a los británicos en 1781).

Estados Unidos simplemente no puede permitirse más despliegues de tropas (y compromisos de prestigio) que preparen el escenario para más desastres militares. Cuando persiste en comprometer a sus legiones en un terreno tortuoso contra un enemigo que está bien preparado para cobrar un alto precio por su arrogancia personal y obstinación estratégica, obtiene el destino que se merece.

Después de la calamidad de Varus, los romanos dejaron de hacer campaña al este del Rin. ¿Cuándo aprenderán los líderes estadounidenses que la perseverancia en la extralimitación estratégica no es más que una locura?

Actualizar (21/6/15): Un amigo que escribe desde Alemania informa que & # 8220nuevos hallazgos arqueológicos cerca del Elba aparentemente muestran al menos una batalla importante entre las fuerzas romanas y germánicas en el siglo II d.C. La película documental & # 8217 afirma que los hallazgos arqueológicos, combinados con algunas referencias de fuentes clásicas, muestran que los ejércitos romanos participaron en importantes expediciones punitivas en las profundidades del territorio a través del Rin en la época posterior a Varus, incluida la recién descubierta que aparentemente mostró una gran victoria romana. & # 8221

Difícil de ver. Siempre en movimiento el futuro, Dijo Yoda una vez. Podría haber agregado que el pasado también & # 8220 está siempre en movimiento & # 8221. ¿Una incursión punitiva como esta fortaleció o debilitó al Imperio Romano? Si los romanos obtuvieron una victoria, ¿fue de la variedad pírrica? ¿Intentaron los romanos mantener una presencia a través del Rin solo para abandonar el intento? Será interesante ver qué nueva evidencia descubren los arqueólogos que trabajan en el área.


Batalla del bosque de Teutoberg

Actualmente estoy estudiando la historia de Arminius para un gran proyecto de historia donde puedo elegir mi tema. Pensé que toda la historia era fascinante, pero ahora me estoy arrancando los pelos de frustración. Parece que no puedo encontrar fuentes. Oh, estoy encontrando a todos los primarios, Tácito, Suetonio, Casio Dio. Tengo acceso a esos. Pero cada vez que encuentro una base de datos que tiene lo que parece ser todo lo que necesito, se bloquea con una contraseña, algo que requiere dinero o suscripción o inscripción en una universidad. Como soy un estudiante de secundaria, no puedo permitirme ninguno de estos en este momento, y me siento realmente frustrado al pensar que estoy obteniendo algo pero tropezando con otro callejón sin salida. Puede alguien señalarme la dirección correcta? Las opiniones de los expertos sobre la batalla también serían increíbles.

Me doy cuenta de que probablemente no quieras gastar demasiado dinero, pero Michael McNally & # x27s Bosque de Teutoburgo, 9 d.C .: La destrucción de Varus y sus legiones es una muy buena lectura. Es uno de los libros de Osprey Publishing, por lo que hay muchos mapas y muy buen contexto y narrativa. Sin embargo, ten en cuenta que mi copia cuesta 15 libras esterlinas (21,95 dólares estadounidenses).

Definitivamente lo investigaré. Busqué en Amazon hace un momento y encontré uno nuevo por la mitad de eso, en realidad. ¡Gracias por la sugerencia!

Lo que realmente necesitas es una copia de Pliny & # x27s & quotHistory of the Germanic Wars & quot. Desafortunadamente, no se sabe que exista ninguna copia. Su biblioteca local puede tener acceso a JSTOR y otras bases de datos de forma gratuita, o si tiene una biblioteca universitaria cercana. Ese es un buen lugar para comenzar.

Mi tesis fue sobre las operaciones romanas en Germania durante el reinado de Augusto & # x27, por lo que es posible que pueda responder cualquier pregunta.

Algunas buenas fuentes, distintas de las ya mencionadas:

Delbrück, Hans. Historia del arte de la guerra, Volumen II: Las invasiones bárbaras. - Fechado, pero muy influyente en su época.

Murdoch, Adrian. Roma & # x27s Mayor Derrota: Masacre en el Bosque de Teutoburgo.

Rost, Achim y Susanne Wilbers-Rost. "Armas en el campo de batalla de Kalkriese". Galdius XXX (2010), 117-136.

Wells, Peter S .. Los bárbaros hablan: cómo los pueblos conquistados dieron forma a la Europa romana.

Wilbers-Rost, Susanne, "Derrota romana total en la batalla de Varus (9 d. C.)". en Campos de conflicto

Algunas cosas en las que pensar:

El ejército romano en el año 9 d. C. estaba en mal estado. La rebelión en Illyricum había minado severamente los recursos de Roma. Augusto se vio obligado a aumentar nuevos impuestos y comenzar el servicio militar obligatorio para combatirlo. Varus & # x27 legiones pueden haber sido insuficientes debido a esto. Una legión romana de la época era de 4800 hombres en papel (no hay evidencia de la primera cohorte y los siglos de doble fuerza tan temprano). Varus tenía destacamentos por toda el área, la mayoría de los cuales fueron asesinados fuera de Kalkriese. Había dejado una fuerza fuerte en & # x27Aliso & # x27 (probablemente Haltern), probablemente del tamaño de una cohorte, y quizás otra cohorte en Xanten. Esos también habrían incluido a algunos demasiado enfermos para marchar al campamento de verano. Las 6 cohortes de infantería ligera y las 3 alas de caballería habrían tenido un número significativo de alemanes, que probablemente cambiaron de bando o simplemente se escabulleron. Además, varios supervivientes se escaparon y llegaron a Aliso. Por lo tanto, es posible que el número de víctimas en Teutoburgo no haya sido superior a 10-12000.

Los supervivientes son un misterio. Kalkriese está muy lejos de Haltern (si el fuerte llamado Aliso es Haltern). O eran los restos de la caballería de Numinius Vala y # x27 que lograron escapar, o un grupo lo suficientemente grande como para defenderse salió de la trampa. Es difícil imaginar que los rezagados dispersos pudieran llegar a Haltern sin ser derribados por la caballería germánica.

Los problemas romanos para dominar Germania fueron en gran parte logísticos. Las tribus germánicas no estaban urbanizadas como las galas, por lo que tenían pocos excedentes de agricultura para alimentar a las legiones ocupantes. Debido a que los suministros romanos se movían por barco fluvial, podían dominar fácilmente los valles del Rin, Lippe y Main River. Más allá de eso fue problemático. Druso había construido un canal desde el Rin a través de lo que ahora es el IJselmeer hasta el mar de Wadden, pero los suministros aún tenían que correr un guante desde allí hasta el Wesser o el Elba. Las tormentas del Mar del Norte hicieron que el reabastecimiento invernal fuera casi imposible. En la primavera, se pudieron establecer depósitos de suministros avanzados en esos ríos para el verano, pero los romanos se vieron obligados a retirarse a la región del Rin / Lippe. Esto siempre le dio un respiro a los Germani.

Hay un fuerte argumento de que la batalla en sí no fue el final de la ambición de Augustus en Germania. Varus & # x27 dos legiones que permanecieron en el Rin fueron reforzadas con seis legiones más. Germanicus usó esas legiones para asaltar Germania poco antes de la muerte de Augustus & # x27 en el año 14 d.C., y arrasó gran parte del área entre Lippe y Weser, incluida la derrota de una fuerza muy grande en una batalla campal y la recuperación de dos de las águilas perdidas. . En su mayor parte, las tribus hostiles a Roma parecen haberse retirado más allá del Elba. El comando del lecho de muerte de Augustus & # x27 para mantener las fronteras actuales es demasiado conveniente para Tiberius. Tiberio tenía buenas razones para no seguir yendo a Germania. Aparte del mal estado del ejército, Tiberio no confiaba en su sobrino con ocho legiones que podrían marchar sobre Roma. El mando del Rin se dividiría en dos provincias con cuatro legiones cada una.

La ubicación del campamento de verano de Varus & # x27 y la ruta de la marcha aún se desconocen. Prefiero Barkhausen para el campamento de verano y la ruta de marcha a lo largo de la ladera norte del Wiehengeberge.


Legio XVII

Legio XVII: una de las legiones romanas. Se desconoce su apellido, pero puede haber sido Gallica o Germanica.

Debido a que fueron destruidos en la batalla en el bosque de Teutoburgo el 9 de septiembre, la historia de las legiones XVII, XVIII y XIX no se comprende bien. Excepto por una inscripción muy ambigua que debe leerse al revés (abajo), el Decimoséptimo ni siquiera se conoce por los textos y, por lo tanto, se encuentra entre las unidades militares más misteriosas de Roma. La existencia de una decimoséptima legión en el ejército de Augusto es de hecho una hipótesis. Sin embargo, los argumentos para esta hipótesis son lo suficientemente fuertes:

  • Las legiones del ejército de Augusto estaban numeradas del uno al veintidós. Habría sido extraño si no hubiera habido una decimoséptima legión.
  • Durante la batalla en el bosque de Teutoburgo, tres legiones fueron destruidas. Entre ellos estaban el dieciocho y diecinueve. Ninguna otra unidad desaparece del registro arqueológico-histórico en este momento, lo que hace plausible que la tercera legión fuera una unidad poco conocida, por ejemplo la XVII.
  • Por último, se conocen varias legiones XVII de la época de las guerras civiles.

Durante la guerra civil del 49-48, tanto Julio César como Pompeyo el Grande emplearon legiones con los números XVII, XVIII y XIX, pero no sabemos qué fue de ellos. Se ha argumentado que las legiones cesáreas, comandadas por Curio, fueron destruidas en África, pero esto es completamente hipotético.

It is more probable that the Seventeenth was founded in 41 or 40 BCE, after the battle of Philippi (where Caesar's murderers Brutus and Cassius were defeated). Its founder must have been Caesar's heir Octavian, who needed new units to put an end to Sextus Pompeius' occupation of Sicily, which put the grain supply of Rome into peril. The first generation of soldiers may have consisted of veterans of the army of Brutus and Cassius others may have been recruited in northern Italy, because this is where most soldiers of the legions XVIII and XIX came from.

When Pompeius was defeated, Octavian and his fellow-triumvir Mark Antony fell out with each other and started a war, which culminated in the naval battle off Actium (31), where Octavian defeated his opponent and won the supremacy in the Mediterranean world. From now on, he was known as the emperor Augustus.

The possibility that the seventeenth legion is identical to the seventeenth legion Classica ("naval") of MarkAntony, cannot be excluded, but is less likely than the theory that this unit was founded by Octavian.

It is possible, but again hypothetical, that the Seventeenth was stationed in Aquitania during the fifteen years after the battle off Actium. An inscription showing the sign IIVX , found at Ehl in the Alsace, may or may not suggest that the Seventeenth stayed on the Middle Rhine. Later, it was almost certainly transferred to the Lower Rhine, together with XVI Gallica and the eighteenth legion.

In Germania, the soldiers took part in the campaigns in Germania of Augustus' generals Drusus (13-9) and Tiberius (8 BCE and 4-5 CE). In those years, the seventeenth legion was probably based at Xanten and/or Oberaden and/or Haltern. In 5, the conquest was completed and Augustus sent Publius Quinctilius Varus to rule the area as a governor, impose tribute and establish civil rule.

In 6 CE, Tiberius was to lead at least eight legions (VIII Augusta from Pannonia, XV Apollinaris and XX Valeria Victrix from Illyricum, XXI Rapax from Raetia, XIII Gemina, XIV Gemina and XVI Gallica from Germania Superior and an unknown unit) against king Maroboduus of the Marcomanni in Czechia at the same time, I Germanica, V Alaudae, XVII, XVIII and XIX were to move against Czechia as well, attacking it along the Elbe. It was to be the most grandiose operation that was ever conducted by a Roman army, but a rebellion in Pannonia obstructed its execution.

/> Germanicus returns with the recovered legionary standard (coin by his son Caligula)

It took three years to suppress the revolt. In these years, the Seventeenth was still with Varus. In September 9, however, the Cheruscan leader Arminius, one of Rome's most loyal allies, turned himself against the governor. When reports arrived that a western tribe had revolted, Varus, unaware of Arminius' treason, followed his advise to return to the Rhine. His army was trapped in the neighborhood of Osnabrück, in the Teutoburg Forest. The seventeenth, eighteenth and nineteenth legions were completely destroyed. The three eagle standards were recovered during the reigns of Tiberius (by Germanicus) and Caligula.


Legio XVIII

Legio XVIII: one of the Roman legions. Its surname is not known, but may have been Gallica o Germanica.

Due to the fact that they were destroyed in the battle in the Teutoburg Forest in September 9, the history of the legions XVII, XVIII and XIX is not well understood. One eighteenth legion fought with a governor named Gaius Cornelius Lentulus Spinther in Cilicia in 56-53. It is not likely that this unit is identical to the later eighteenth legion, but it cannot be excluded either.

During the civil war of 49-48, both Julius Caesar and Pompey the Great employed legions with these numbers, but we do not know what became of them, although it is plausible that Pompey's eighteenth was identical to Cornelius Lentulus Spinther's. It has been argued that the Caesarian legions, commanded by Curio, were destroyed in Africa, but this is entirely hypothetical.

/> Tombstone of an officer of the Eighteenth Legion

It is more probable that the Eighteenth was founded in 41 or 40 BCE, after the battle of Philippi (where Caesar's murderers Brutus and Cassius were defeated). Its founder must have been Caesar's heir Octavian, who needed new units to put an end to Sextus Pompeius' occupation of Sicily, which put the grain supply of Rome into peril. The first generation of soldiers may have consisted of veterans of the army of Brutus and Cassius inscriptions suggests that other recruits came from northern Italy.

When Pompeius was defeated, Octavian and his fellow-triumvir Mark Antony fell out with each other and started a war, which culminated in the naval battle off Actium (31), where Octavian defeated his opponent and won the supremacy in the Mediterranean world. From now on, he was known as the emperor Augustus.

The possibility that the eighteenth legion is identical to the eighteenth legion Lybica of Mark Antony, cannot be excluded, but is less likely than the theory that this unit was founded by Octavian.

In 30 or 14 BCE, veterans were settled in the Veneto, which suggests that the recruits were from Gallia Cisalpina.

/> Germanicus returns with the recovered legionary standard (coin by his son Caligula)

Whatever its origins - Lentulian, Pompeian, Caesarian, Octavian, Antonian - the Eighteenth was at some stage (c.15 BCE?) sent to the Rhine, together with XVI Gallica and the seventeenth legion. It is possible, but again hypothetical, that the Eighteenth had been stationed in Aquitania between the battle off Actium and the transfer.

In Germania, the soldiers part in the campaigns in Germania of Augustus' generals Drusus (13-9) and Tiberius (8 BCE and 4-5 CE). In those years, the eighteenth legion was probably based at Xanten or Oberaden/Haltern. In 5, the conquest was completed and Augustus sent Publius Quinctilius Varus to rule the area as a governor, impose tribute and establish civil rule.

In 6 CE, Tiberius was to lead at least eight legions (VIII Augusta from Pannonia, XV Apollinaris and XX Valeria Victrix from Illyricum, XXI Rapax from Raetia, XIII Gemina, XIV Gemina and XVI Gallica from Germania Superior and an unknown unit) against king Maroboduus of the Marcomanni in Czechia at the same time, I Germanica, V Alaudae, XVII, XVIII and XIX were to move against Czechia as well, attacking it along the Elbe. It was to be the most grandiose operation that was ever conducted by a Roman army, but a rebellion in Pannonia obstructed its execution.

/> Cenotaph of Marcus Caelius

It took three years to suppress the revolt. In these years, the Eighteenth was still with Varus. In September 9, however, the Cheruscan leader Arminius, one of Rome's most loyal allies, turned himself against the governor. When reports arrived that a western tribe had revolted, Varus, unaware of Arminius' treason, followed his advise to return to the Rhine. His army was trapped in the neighborhood of Osnabrück. The seventeenth, eighteenth and nineteenth legions were completely destroyed. The three eagle standards were recovered by during the reigns of Tiberius and Caligula.

The picture shows the cenotaph of Marcus Caelius, a centurio of the eighteenth legion whose bones were never recovered, and two of the slaves he had freed (and were probably with him during the disaster in the Teutoburg Forest). The monument can be seen in the museum at Xanten. The inscription (CIL 13.8648) is as follows:


Ver el vídeo: Τρομακτική ιστορία: Το δάσος στο Βουκουρέστι (Octubre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos