Nuevo

Tablilla con inscripciones de Sutra

Tablilla con inscripciones de Sutra


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Tablilla con inscripciones de Sutra - Historia

UN RARO LIBRO IMPERIAL DE PRAJNAPARAMITA SUTRA JADE ACOMPAÑADO CON UNA CAJA Y CUBIERTA DE MADERA DE ZITAN AJUSTADA
PERÍODO QIANLONG (1736-1795)

El libro consta de cuatro placas cuadradas de jade celadón translúcido, incisas y doradas con texto del sutra Prajnaparamita, cada folio está encuadernado frente a su frotamiento derivado, todo montado en brocado amarillo, la portada de sándalo tallada con el título, Banruo poluomido xinjing, 'Sabiduría del Parjnaparamita Sutra ', la contraportada de sándalo decorada de manera similar con loto, el libro está alojado dentro de una caja rectangular de zitan con interiores forrados de seda amarilla, la superficie superior del exterior tiene un título con incrustaciones de alambre de plata, Xinjing,' Sutra del corazón ', reservado dentro de un panel rectangular contra un suelo diseñado con dragones kui enfrentados
5 1/2 x 4 15/16 x 3 1/8 pulg. (14 x 12,5 x 8 cm.) En general


Tablilla con inscripciones de Sutra - Historia

(Para una introducción a esta serie, lea la Parte 1.)

Las enseñanzas de la Religión de la Luz son como el sol resplandeciente: tienen el poder de disolver el reino oscuro y destruir el mal para siempre. (Sutra de la piedra 2:22)

He estado yendo y viniendo sobre si quiero dividir las publicaciones de esta serie por sutra o por tema, ya que hay mucha superposición. Por fin he decidido que intentaré hacerlo mediante el sutra, así que veremos cómo va.

Aquí hay una lista de los ocho Sutras de Jesús:

Primeros Sutras (escritos / adaptados por los persas a finales de los años 630 y 50):

  • El Sutra de las enseñanzas del Honrado por el mundo
  • El Sutra de la causa, el efecto y la salvación
  • El Sutra de los orígenes
  • El Sutra de Jesucristo

Sutras tardíos (litúrgicos) (escritos por monjes chinos principalmente a fines del siglo VIII, aunque uno proviene del 720):

  • Refugiarse en la Trinidad
  • Invocación de los reyes del Dharma y los sutras sagrados, o alabemos
  • El sutra de regresar a su naturaleza original
  • La liturgia cristiana en alabanza de los tres poderes sagrados o el supremo

Y luego, hay un noveno "Sutra de la piedra", si uno quiere llamarlo así. Empezaré por ahí, ya que ofrece una buena descripción de lo que se puede encontrar en los otros ocho. Como mencioné en mi última publicación, el Sutra de piedra es el nombre dado a la estela de Xian (también conocida como la Estela Nestoriana, el Sutra del Monumento o la Estela de Sianfu), erigida en 781 para conmemorar la propagación de la Religión de la Luz (cristianismo) en el Reino Medio y para declarar "la Ley de nuestro Salvador". Ahora está en exhibición en el Museo de Estelas del Bosque de Piedra en Xian.

Hecha de piedra caliza negra, con una altura de 12 pies y montada sobre una enorme tortuga tallada, la estela contiene más de 2.000 caracteres chinos (y algo de siríaco), escritos por Jingjing, un sacerdote del monasterio de Da Qin. La inscripción superior contiene nueve caracteres grandes que deletrean "La religión de la luz Da Qin: registro de su transmisión en toda China". El texto que sigue relata la mayor parte de la historia de la Iglesia en China hasta 781, así como detalles sobre la persona de Jesucristo. Compartiré principalmente este último. A menos que se indique lo contrario, todas las referencias entre paréntesis en esta publicación se refieren a capítulos y versículos de este “Sutra de la piedra”, según lo asignado por Martin Palmer. Para obtener más información o leer el texto completo, le recomiendo que compre su libro. Los Sutras de Jesús. (Hay otros dos libros que conozco que también contienen traducciones al inglés de los Sutras de Jesús: Los sutras perdidos de Jesús: desbloqueando la antigua sabiduría de los monjes de Xian, y Los dichos secretos de Ye Su: Un evangelio de la ruta de la seda.)

Todos estamos familiarizados con los primeros versículos de Génesis 1: “En el principio, Dios creó el cielo y la tierra. Y la tierra estaba desordenada, y el vacío y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo. Y el Espíritu de Dios se movió sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz ”.

Aquí hay una versión oriental de ese mismo evento, con obvia influencia taoísta:

Al principio era la constante natural, la verdadera quietud del Origen y el vacío primordial del Altísimo. Entonces, el espíritu del vacío emergió como el Señor Altísimo, moviéndose de formas misteriosas para iluminar a los santos. Él es Joshua, mi Verdadero Señor del Vacío, quien encarna los tres cuerpos sutiles y maravillosos, y quien fue condenado a la cruz para que la gente de las cuatro direcciones pudiera ser salva. (2:1-3)

Observe cómo estos versículos afirman la naturaleza constante y eterna de Dios, su autoridad soberana ("Señor Altísimo"), la función iluminadora de su Espíritu, la doctrina de la Trinidad y el poder salvador universal de la crucifixión de Jesús.

El capítulo 2 también continúa describiendo cómo el Señor Altísimo creó las fuerzas gemelas del yin y el yang, con los vapores más ligeros del yang que se elevan para formar el cielo y el sol, y los vapores más pesados ​​del yin que se hunden para formar la Tierra y la luna. Estas dos fuerzas dieron origen al chi (aliento vital o flujo de energía de mantenimiento), que forma parte de todos los seres vivos. Esta idea se basa en el capítulo 42 de la Tao Te Ching, El taoísmo & # 8217s texto más sagrado y fundamental. ¿Qué piensas sobre esto? ¿Existe una diferencia significativa entre decir que Dios creó el yin y el yang, que a su vez creó el cielo, la tierra y todo lo demás, versus Dios creó todas las cosas directamente?

Naturaleza original

Además, el capítulo 2 describe a Dios dando a las primeras personas una naturaleza de bondad: “Sus mentes estaban vacías, estaban contentas y sus corazones eran simples e inocentes. Originalmente no tenían ningún deseo ”(2: 8-9). Ésta es una descripción taoísta clásica de la naturaleza humana en su estado más puro, más fiel al Tao. Los taoístas creen que toda la naturaleza humana, como la naturaleza del universo mismo, es intrínsecamente buena, y que aunque nuestras verdaderas naturalezas se enturbian por cosas como la codicia, el orgullo y el formalismo, siempre están ahí para recuperarlas, para realinearlas con el ritmo natural de las cosas. El budismo tiene una enseñanza similar, llamada "naturaleza búdica", que se refiere al estado natural despierto de la mente, libre de conceptos, pensamientos y emociones (que solo nos engañan) y lleno de pura sabiduría y compasión. El objetivo del budismo es realizar esta naturaleza original y, por lo tanto, convertirse en "uno iluminado".

Hieronymous Bosch, Paraíso e infierno, 1510. Óleo sobre tablas, 45 x 135 cm. Museo del Prado, Madrid.

La Biblia también habla de un estado original de bondad, en el que los seres humanos reflejaban naturalmente la perfecta belleza y santidad de Dios, habiendo sido creados a su imagen (Génesis 1:27). Después de que Dios creó al hombre, declaró que su creación era buena (Génesis 1:31). Adán y Eva disfrutaron de la presencia inmediata de Dios y no sintieron vergüenza ante él (Génesis 2:25). Sus corazones eran "sencillos e inocentes", podría decirse, y no estaban manchados por el deseo egoísta. Los taoístas dirían que vivían en armonía con el Tao. Sin embargo, un punto importante de diferencia es que, según la Biblia, los seres humanos ya no nacen con esta naturaleza perfecta, sino que, debido al pecado original, poseemos una naturaleza depravada en su esencia. Entonces, en lugar de que nuestro verdadero yo esté en algún lugar dentro de nosotros, capaz de ser descubierto y recuperado a través del esfuerzo propio, el cristianismo enseña que nuestra verdadera naturaleza reside en gran medida fueraa nuestro lado, y sólo se puede acceder a él a través de Jesucristo (Ezequiel 36:26 2 Corintios 5:17).

Es fascinante ver cómo los Sutras de Jesús reconcilian estos puntos de vista dispares, por ejemplo, presentando a Jesús como la encarnación de la naturaleza original y como un bodhisattva que enseñó cómo nosotros, con su guía, podemos experimentar “la santa transformación [de la naturaleza] más allá todo ajuste de cuentas ”(El Sutra de las enseñanzas del Honrado por el mundo, 4:14). ¿Problemático? Puede ser. Más sobre esto más adelante.

El pecado y la necesidad de un salvador

Los Sutras de Jesús enseñan que debido a que la bondad innata de las personas se había confundido y oscurecido (los cristianos podrían decir "estropeado por el pecado"), Dios tuvo que venir a la Tierra como Ye Su (Jesús). “Por lo tanto, mi Señor Ye Su, el que emana en tres cuerpos sutiles, ocultó su verdadero poder, se hizo humano y vino en nombre del Señor del Cielo para predicar las buenas enseñanzas” (2:17).

Thangka tibetano que representa a Yama, el Señor de la Muerte, sosteniendo la Rueda de la Vida, que representa el samsara. La rueda central muestra a un cerdo persiguiendo a un gallo persiguiendo a una serpiente, representando cómo la humanidad está atrapada en un ciclo interminable de deseo, odio e ignorancia.

La mayoría de las religiones orientales enseñan la doctrina del karma, la fuerza de causa y efecto que impulsa la reencarnación. La idea es que todas las acciones tienen consecuencias que no se cumplen cuando mueres, por lo tanto, tienes que renacer para seguir trabajando a través de los efectos de las acciones pasadas. La única forma de escapar de esta rueda del samsara (sufrimiento) en constante movimiento es llegar a ser tan perfecto que nada de lo que hagas cause efectos negativos.

En lugar de descartar esta doctrina como falsa y demoníaca, los misioneros persas encajaron a Jesús en el contexto del karma, presentándolo como la solución al problema del renacimiento sin fin. Hablaré más de esto cuando hable del Sutra de la causa, el efecto y la salvación. Pero por ahora solo diré que esta figura de salvador obviamente resonó con los chinos, lo describen en la estela como el que rema o lanza "la balsa de salvación y compasión" que transporta las almas a través de la gran división y lejos de la reencarnación ( 2:23).

El Sutra de la piedra no menciona explícitamente la resurrección de Jesús, como lo hacen algunos de los otros sutras, pero sí menciona su ascensión: "Él llevó a cabo la obra de liberación, y cuando la tarea se completó, ascendió a la inmortalidad a plena luz del día" ( 2:24). Martin Palmer señala que esta mención es significativa porque la mayoría de los inmortales orientales ascienden en secreto y se descubre que son inmortales solo después de que sus ataúdes se levantan y se encuentran vacíos. Al decir que Jesús ascendió a plena luz del día, el texto enfatiza una forma muy especial de inmortalidad.

La cruz de Jesús se levanta de un loto

La estela en la que está escrito este sutra es en sí misma una obra de arte. En el vértice de la inscripción de la estela, sobre la piedra caliza negra, hay una delicada talla de una cruz que se eleva desde una flor de loto envuelta en nubes.

El loto es un importante símbolo budista de la mente que se eleva por encima del fango de la existencia mundana. Las raíces del loto están en el barro, pero su tallo crece a través de aguas turbias y su flor blanca florece en la superficie, aquí no muestra signos de contaminación, pero es solo hermosa y prístina. Las deidades budistas a menudo se representan sentadas en lotos, lo que representa su logro de la perfección espiritual y la pureza mental total.

Al incorporar la cruz cristiana a la iconografía budista, los chinos están reconociendo la budeidad (estado iluminado) de Jesús. Jesús tuvo que luchar a través de todas las dificultades y dolores de este mundo, pero se elevó sobre todos ellos, triunfalmente (como lo demuestra su resurrección), y trajo a la humanidad con él. Como el loto, Jesús tiene sus raíces en la tierra, es completamente humano, pero también existe en un plano completamente por encima del barro de este mundo. En la imagen del monumento, la centralidad de la cruz, (para los cristianos) un símbolo de la muerte pero también de la muerte conquistada, sugiere que la crucifixión de Cristo fue la demostración más hermosa y gloriosa de su persona, y la razón por la que se le debe adorar. La cruz es la realidad última y la verdad a través de ella, Jesús ilumina a todos los pueblos.

La tableta de piedra sobre la piedra caliza negra ofrece un símbolo adicional para desempacar: la perla llameante, apretada por dos dragones que se encrespan (pulmones). En el arte chino, la perla llameante puede simbolizar muchas cosas, algunas de las cuales son comunes como curación, transformación, prosperidad, poder, sabiduría o verdad. Cualquiera que sea su simbolismo, siempre se presenta como un objeto muy buscado, generalmente perseguido por uno o más dragones.

La perla llameante es un motivo popular en el arte chino.

La Biblia habla de perlas en dos casos principales. Primero, en Mateo 7: 6, cuando Jesús les dice a sus discípulos que no arrojen sus perlas a los cerdos aquí, se entiende que las "perlas" se refieren al evangelio, es decir, no pierdan su tiempo compartiendo el evangelio con aquellos que persisten hostil a ella. En segundo lugar, en Mateo 13: 45-46, Jesús dice: “Nuevamente, el reino de los cielos es como un mercader que busca perlas finas. Cuando encontró uno de gran valor, se fue, vendió todo lo que tenía y lo compró ". En este escenario, usted son la perla de gran valor, y Jesús es el comprador que te compró a un costo infinito para él, porque te valora mucho.

Cualquiera de estos significados tiene sentido en el contexto de los Sutras de Jesús. La perla que encabeza la estela está en una posición de honor, está siendo levantada, tal como Jesús fue levantado en la cruz y está siendo levantado todavía, a la diestra de Dios. Tal como somos si confiamos en Jesús como Camino, Verdad y Vida, y le permitimos que nos sane y nos transforme. Y así como el evangelio continúa extendiéndose por el mundo, llegando a todos los pueblos.


Egipto recuerda: relatos antiguos del gran éxodo

La historia bíblica de la ascendencia y el éxodo de los israelitas habla de eventos importantes que tuvieron lugar en Egipto, por lo que deberíamos esperar encontrar registros de estos eventos en fuentes egipcias: los siete años de hambruna predichos por José, la llegada de su padre Jacob con su familia hebrea de Canaán, las grandes plagas de Moisés, la muerte del primogénito de Egipto, incluido el primer hijo del Faraón, y el ahogamiento del mismo Faraón en el Mar Rojo, todos estos eventos deberían haber sido registrados por los escribas que llevaban registros detallados. de la vida diaria. Pero no encontramos ni una inscripción contemporánea del período relevante que registre alguno de estos eventos.

A los escribas egipcios se les asignó la tarea de registrar eventos importantes, sin embargo, no hay registros de la historia bíblica del Descenso y Éxodo de los israelitas. "El Escriba", Museo del Louvre. Crédito: Jean-Pierre Dalbéra / flickr .

A pesar de este silencio, se ha encontrado el nombre de Israel inscrito en una de las estelas faraónicas, aunque sin conexión ni con Moisés ni con el Éxodo. Sin embargo, aunque la estela de Merenptah ubica a los israelitas en Canaán alrededor del año 1219 a. C., no menciona que vivieran anteriormente en Egipto o que partieron de él en un Éxodo bajo Moisés.

Estela de Merneptah conocida como la estela de Israel (JE 31408) del Museo Egipcio de El Cairo. Crédito: Wikipedia

Este completo silencio de los registros oficiales egipcios fue roto más tarde por los historiadores egipcios, que parecen haber conocido muchos detalles sobre Moisés y su Éxodo. Si bien las autoridades faraónicas contemporáneas parecen haber suprimido deliberadamente la mención de Moisés y sus seguidores en sus registros, las tradiciones populares retuvieron la historia del hombre a quien los egipcios consideraban un ser divino, durante más de 10 siglos, antes de que fuera registrada por los sacerdotes egipcios. Bajo la dinastía ptolemaica macedonia, que gobernó Egipto después de la muerte de Alejandro Magno en el 323 a. C., los historiadores egipcios se aseguraron de incluir la historia de Moisés y su éxodo en sus relatos históricos.

Manetón, el sacerdote e historiador egipcio del siglo III a. C. que registró la historia de Egipto en griego para colocarla en la Biblioteca de Alejandría, incluyó la historia de Moisés en su libro. Aegyptiaca. Según Manetón, Moisés era un egipcio y no un hebreo, que vivió en la época de Amenhotep III y su hijo Akhenaton (1405-1367 aC). Manetón también indicó que el éxodo de los israelitas tuvo lugar durante el reinado de un rey sucesor cuyo nombre era Ramsés.

Papiro del siglo V d.C., supuesta copia parcial del Epítome, basado en Aegyptiaca de Manetón. Crédito: Wikipedia

Aunque el texto original de Manetón se perdió, algunas citas de él se han conservado principalmente por el historiador judío Flavio Josefo en el siglo I d.C. Al comentar sobre el relato de Moisés de Manetón, Josefo nos dice que:

Con el pretexto de registrar fábulas e informes actuales sobre los judíos, él (Manetón) se tomó la libertad de presentar algunos cuentos increíbles, deseando representarnos (los judíos) mezclados con una multitud de leprosos egipcios y otros, que por diversas enfermedades fueron condenados, según afirma, al destierro del país. Inventando un rey llamado Amenofis, una persona imaginaria, cuya fecha de reinado no se atrevió a fijar ... Este rey, afirma, deseando que se le concediera ... una visión de los dioses, comunicó su deseo a su tocayo, Amenofis, hijo de Paapis (Habu), cuya sabiduría y conocimiento del futuro fueron considerados como marcas de divinidad. Este homónimo respondió que podría ver a los dioses si purgaba todo el país de leprosos y otras personas contaminadas.
Encantado de escuchar esto, el rey reunió a todos los mutilados de Egipto, que suman 80.000, y los envió a trabajar en las canteras de piedra al este del Nilo, separados del resto de los egipcios. Entre ellos, agrega, algunos de los sacerdotes eruditos, que estaban afectados por la lepra. Entonces, este sabio vidente Amenofis sintió temor de que atraería la ira de los dioses sobre él y el rey si se detectaba la violencia infligida a estos hombres, y agregó una predicción de que la gente contaminada encontraría ciertos aliados que se convertirían en amos de Egipto durante trece años. No se atrevió a decirle esto él mismo al rey, sino que dejó una declaración completa por escrito y luego se puso fin a sí mismo. El rey muy descorazonado ".
[Contra Apion, Flavius ​​Josephus, Harvard University Press, 1926, p. 258-259].

Josefo se equivocó al decir que Manetón inventó un rey llamado Amenofis que comunicó su deseo a su tocayo, Amenofis, hijo de Paapis. Este rey ha sido identificado como Amenhotep III, noveno rey de la XVIII Dinastía, mientras que se sabe que su homónimo, Amenhotep hijo de Habu, comenzó su carrera bajo Amenhotep III como Escriba Real Inferior. Fue ascendido a Escriba Real Superior y finalmente alcanzó el cargo de Ministro de Obras Públicas. Por otro lado, la descripción que hace Manetón de los rebeldes como "leprosos y gente contaminada" no debe tomarse literariamente en el sentido de que padecían algún tipo de enfermedad física; la sensación era que se los consideraba impuros debido a su negación de Creencias religiosas egipcias.

Busto de la antigua Roma que se cree que es de Flavio Josefo. Crédito: Wikipedia

Josefo continúa diciendo que para la primera ley del líder rebelde, él ordenó que sus seguidores no debían adorar a los dioses egipcios ni abstenerse de la carne de ninguno de los animales que se tenían en especial reverencia en Egipto, sino que debían matarlos y consumirlos a todos. Tampoco deberían tener ninguna conexión con nadie, salvo con los miembros de su propia confederación. Después de promulgar estas y una multitud de otras leyes, que se oponían absolutamente a las costumbres egipcias, ordenó a todos que repararan las murallas de Avaris y se prepararan para la guerra con el rey Amenofis.

Como podemos ver, aunque los registros oficiales egipcios contemporáneos mantuvieron su silencio sobre el relato de Moisés y el Éxodo israelita, la memoria popular de Egipto conservó estos eventos, y fueron transmitidos oralmente durante muchos siglos antes de ser escritos. Estas tradiciones hablaban de Moisés y José, y también hablaban de los pastores que vivían en las fronteras, a quienes no se les permitía entrar al valle del Nilo.

Manetón no pudo haber inventado esta información, ya que solo podía confiar en los registros que encontró en los pergaminos del templo. Tampoco pudo haber sido influenciado por las historias de la Biblia, ya que la Torá solo se tradujo del hebreo al griego algún tiempo después de que él había compuesto su Aegyptiaca. Como ha señalado Donald B. Redford, el egiptólogo canadiense: “Lo que él (Manetho) encontró en la biblioteca del templo en forma de un texto debidamente autorizado que incorporó a su historia y, a la inversa, podemos postular con confianza el material de su historia una fuente escrita encontrada en la biblioteca del templo, y nada más. [Donald B. Redford, Pharaonic King Lists, Annals and Day Books, Benben Publications, 1986]

Por otro lado, la datación de Monatho de la rebelión religiosa en la época de Amenhotep III, nos asegura que estaba dando un relato histórico real. Porque fue durante este reinado que el hijo y corregente de Amenhotep, Akhenaton, abandonó el politeísmo egipcio tradicional e introdujo un culto monoteísta centrado en Atón. Akhenaton, como el líder rebelde, también erigió sus nuevos templos abiertos al aire mirando hacia el este de la misma manera que la orientación de Heliópolis. Esta similitud entre Akhenaton y el líder rebelde persuadió a Donald Redford de reconocer la historia de Osarseph de Manetho como los eventos de la revolución religiosa de Amarna, primero recordado oralmente y luego escrito por escrito: “... varios historiadores independientes posteriores, incluido Manetho, datan de Moisés y la esclavitud al período de Amarna? Sin duda, es evidente que la predicación monoteísta en el monte Sinaí se remonta en última instancia a las enseñanzas de Akhenaton ". [Egipto, Canaán e Israel en tiempos antiguos, Donald B. Redford, Princeton University Press, 1992, p. 377]

Redford también confirma que: “La figura de Osarseph / Moisés está claramente modelada en la memoria histórica de Akhenaton. Se le atribuye el mérito de prohibir la adoración de todos los dioses, y en Apion, de defender una forma de adoración que usaba templos al aire libre orientados al este, exactamente como los templos de Aten de Amarna ". [Redford, Pharaonic King-Lists, pág. 293]

En cuanto al punto de partida del Éxodo, mientras que el relato bíblico da el nombre de la ciudad como Rameses, Manetho da el nombre de otro lugar: Avaris. Avaris era una ciudad fortificada en las fronteras del delta del Nilo y el Sinaí. Era el punto de partida del camino a Canaán, que había sido ocupado por los reyes asiáticos, conocidos como hicsos, que gobernaron Egipto aproximadamente desde 1783 hasta 1550 a.C., cuando fueron expulsados ​​por Ahmosis I.

Como el período en que Moisés vivió en Egipto fue identificado bajo Amenhotep III, el punto de partida del Éxodo ubicado en Avaris, y el Faraón del Éxodo identificado como Ramsés I, parecía que el camino se abría para comenzar a buscar evidencia histórica y arqueológica para confirmar esta cuenta. Los académicos, sin embargo, no siguieron esta ruta de investigación y continuaron buscando pruebas en otras épocas y lugares diferentes. Gracias a Flavio Josefo, quien identificó erróneamente a la tribu hebrea, no con los pastores que ya vivían en Egipto, sino con los gobernantes hicsos que habían abandonado el país más de un siglo antes, los eruditos modernos descartaron el relato de Manetón como ahistórico.

Foto principal: Pintura de John Martin de la historia bíblica del Antiguo Testamento, "plaga de granizo y fuego". 1823 Crédito: Dominio publico

Listas de reyes faraónicos, anales y libros del día , Donald B. Redford, Publicaciones Benben, 1986

Contra Apion , Flavius ​​Josephus, Harvard University Press, 1926


La tercera tablilla de Lord Enki

Capítulo 3.1 - Esta tablilla habla de los intentos de los reyes derrotados de sobornar al nuevo rey con su conocimiento del oro en la Tierra y restablecer su realeza.

Capítulo 3.2 - Esta porción tiene el final de las negociaciones. Se enviará un equipo a la Tierra para ver si hay oro. Si hay oro, el rey derrotado tendrá otro combate de lucha libre con el nuevo rey por el trono.

Capítulo 3.3 - El siguiente video de la tableta muestra a los Anunnaki viajando a la Tierra. Se detienen brevemente en Marte por agua. Su nave espacial aparentemente funciona con agua. Luego proceden a la Tierra y aterrizan allí.

Capítulo 3.4 - Esta porción habla de los primeros 6 días en la Tierra del equipo de avanzada de Anunnaki. Mucha comida, agua, peces y animales.

Capítulo 3.5 - Esta porción describe al líder del equipo Anunnaki declarando el séptimo día como un día de descanso. Se procesaron metales de las aguas. El día, el mes y el año recibieron sus nombres.

Capítulo 3.6 - Esta parte de la tablilla trata sobre la búsqueda y la búsqueda de oro, pero no en grandes cantidades. Las bombas atómicas restantes en la nave espacial de los reyes derrotados fueron sacadas de la nave espacial y escondidas en una cueva. No se deben volver a utilizar para atravesar el cinturón de asteroides. Un miembro del equipo Anunnaki deja la Tierra para llevar las primeras canastas llenas de oro a Nibiru.


Deconstruyendo la narrativa

Refutando el mito del constructor de montículos

Poco después del descubrimiento, las tabletas fueron examinadas por el Dr. E Foreman en la Academia de Ciencias de Davenport, donde argumentó que no eran genuinas & # 9156 & # 93. Notó que los grabados esféricos en la tablilla del zodíaco parecían haber sido hechos con herramientas modernas, y las tablillas en sí mostraban pequeños signos de desgaste que se esperarían con un antiguo artefacto de piedra & # 9157 & # 93. Foreman también señaló que los informes de excavación de Gass mencionan que dos de las tabletas se encontraron en un área con tierra suelta mientras que el contenido de la tumba estaba confusamente esparcido, lo que es muy indicativo de manipulación y plantación en el sitio & # 9158 & # 93. Poco después, las tablillas fueron enviadas a la Oficina de Etnología, donde Cyrus Thomas, que no creía en la hipótesis del constructor de montículos, también concluyó que las tablillas eran falsas. Esta conclusión se basó en parte en las dudosas circunstancias de la deposición de los artefactos, y en el hecho de que los caracteres de aspecto hebreo y hitita se podían encontrar en la página 1766 en una copia del Diccionario Webster impreso en 1872, cinco años antes de que los artefactos fueran descubiertos & # 9159 & # 93. El Calendario del Zodíaco que se ve en las tabletas también se puede encontrar en el mismo diccionario. Thomas también notó que el suelo depositado sobre el pilar de piedra en el Montículo No. 11 fue descrito por Harrison como comparativamente suelto, “fácil de manejar, compuesto de suelo oscuro con una mezcla de arcilla” y sin indicios de estratificación & # 9160 & # 93 . Además, se observó que la cámara en la que se encontró la tableta estaba vacía, excepto la tableta y los artefactos asociados. Esto sería imposible para cualquier cavidad de edad significativa no sellada herméticamente, ya que el agua corriente que se desliza a través del pilar de piedra no cementada depositaría tierra en la cavidad con el tiempo & # 9161 & # 93. En 1967, el Dr. McKusick, un arqueólogo de la Universidad de Iowa, entrevistó a algunas de las personas que habían estado involucradas en el descubrimiento de las Tabletas de Davenport, incluido un miembro de la Academia de Ciencias de Davenport. Este miembro confesó que él y otros miembros habían fabricado las tabletas como una broma para desacreditar la reputación de Gass & # 9162 & # 93. Gass no era del agrado del resto de la academia debido a su nacimiento en el extranjero y su alto estatus en la academia, que solo se profundizó después de haber encontrado valiosos artefactos en montículos que no habían dado nada a excavaciones anteriores & # 9163 & # 93. Según el confesor, los falsificadores habían sacado tejas de pizarra de un burdel, que se pueden ver por los agujeros de los clavos en la piedra del calendario, que denota la fecha esperada de la plantación de la tableta y la fecha en la que se predijo que Gass la descubriría. & # 9164 & # 93. Después de que la broma se desproporcionara debido a su publicidad, los miembros culpables decidieron que no podían confesar y dejaron que el incidente se desarrollara por sí solo & # 9165 & # 93.

Desmentir el hiperdifusionismo

Poco después de que Fell publicara su interpretación de las Tablas de Davenport, el Dr. Goddard y el Dr. Fitzhugh del Departamento de Antropología del Instituto Smithsonian hicieron que los especialistas en lingüística volvieran a examinar la tablilla & # 9166 & # 93. Las pruebas científicas de la tasa de desgaste de los arañazos, la química de las limaduras de herramientas remanentes en las ranuras y las formas de las marcas de herramientas llevan al equipo a concluir que la tableta mostró poca evidencia de desgaste, lo que demuestra una fecha moderna en lugar de antigua para su fabricación & # 9167 & # 93. También se observaron los errores y anomalías lingüísticas en las supuestas inscripciones fenicias que son consistentes con la fabricación moderna pero inconsistentes con un origen antiguo genuino & # 9168 & # 93. Los lingüistas llegaron al consenso de que todas las conclusiones del libro de Fell eran demostrablemente falsas & # 9169 & # 93.


Contenido

Escribir no era como lo vemos hoy. En Mesopotamia, la escritura comenzó como simples marcas de conteo, a veces junto a un signo no arbitrario, en forma de una imagen simple, prensada en fichas de arcilla o, menos comúnmente, cortada en madera, piedra o vasijas. De esa manera, se podrían realizar cuentas registradas de cantidades de bienes involucradas en una transacción. Esta convención comenzó cuando las personas desarrollaron la agricultura y se establecieron en comunidades permanentes que se centraban en mercados comerciales cada vez más grandes y organizados. [4] Estos mercados comerciaban ovejas, cereales y panes, registrando las transacciones con fichas de arcilla. Estas fichas de arcilla inicialmente muy pequeñas se usaron continuamente desde el período prehistórico de Mesopotamia, 9000 a. C., hasta el comienzo del período histórico alrededor del 3000 a. C., cuando se adoptó ampliamente el uso de la escritura para grabar. [4]

Por lo tanto, los escribas usaban la tablilla de arcilla para registrar los eventos que ocurrían durante su tiempo. Las herramientas que usaban estos escribas eran estiletes con puntas triangulares afiladas, lo que facilitaba dejar marcas en la arcilla [5]. Las tabletas de arcilla venían en una variedad de colores como el blanco hueso, el chocolate y el carbón. [6] Los pictogramas comenzaron a aparecer en tablillas de arcilla alrededor del 4000 a. C., y después del desarrollo posterior de la escritura cuneiforme sumeria, se desarrolló una escritura silábica parcial más sofisticada que alrededor del 2500 a. gente. [6]

Los sumerios usaban lo que se conoce como pictogramas. [4] Los pictogramas son símbolos que expresan un concepto pictórico, un logograma, como el significado de la palabra. La escritura temprana también comenzó en el Antiguo Egipto usando jeroglíficos. Los primeros jeroglíficos y algunos de los caracteres chinos modernos son otros ejemplos de pictografías. Los sumerios más tarde cambiaron su escritura al cuneiforme, definido como "escritura en cuña" en latín, que agregó símbolos fonéticos, sillabogramas. [5]


Posición sexual del Kama Sutra # 6: El abrazo de la leche y el agua

Con esta posición, te sientas en una silla, en un taburete corto o en la cama. Luego, su pareja se sienta sobre usted de espaldas a su pecho.

"Esto es perfecto para personas de todos los tamaños de cuerpo", dice Garrison. Si su pareja tiene un cuerpo femenino, "existe el beneficio potencial de la estimulación a cuatro manos para ella (clítoris, senos, parte interna de los muslos) y mucho entrelazamiento de piernas para ambos".


5. La ubicación de * Ti-nwa-to

Ningún topónimo posterior en el Peloponeso, ni en ningún otro lugar de Grecia, corresponde o se parece a * Ti-nwa-to, ya sea en tiempos antiguos, medievales o modernos. Incluso si se atestiguara, esto en sí mismo no establecería dónde * Ti-nwa-to era. Los topónimos a menudo cambiaban de ubicación con el tiempo, sobre todo el caso del propio Pilos, que anteriormente se encontraba bajo el monte Aigaleon (micénico / Aigolaion /) en Ano Englianos, como lo demuestran las tablillas, luego en la época clásica en Coryphasium en el lado norte de la bahía de Navarino, y ahora en su lado SE, sin mencionar las tradiciones sobre otros lugares más al norte de Triphylia que también se llamaban Pylos 194. Again, in classical times there was a place called Leuctrum in the Outer Mani south of Kalamata, i.e. beyond the E. boundary of the Further Province, the river Nedon, yet in the Pylian archives Re-u-ko-to-ro was a major town within the kingdom 195 . Again, the Ro-u-so /Lousoi/ south of Pylos in the Hither Province has the same name as classical Λουσοί in northern Arcadia east of Mount Erymanthus 196 . As we saw in §4, many place-names may have been taken to Arcadia by refugees from the Pylian kingdom, and there is a notable concentration of such names around Mount Erymanthus.

The geography and frontiers of the Pylian kingdom have proved surprisingly hard to reconstruct with confidence 197 . This is owed to two factors. First, there was a radical discontinuity in settlement at the end of the Bronze Age, when the number of settlements in Messenia declined massively 198 . The region changed its dialect from Mycenaean, the closest ancestor of Arcado-Cypriot, to West Greek, or Doric, a change which has seemed to many hard to explain without an influx of new people 199 . The discontinuity is compounded by poor sources for Messenian history in the classical period and the high proportion of Slavic toponyms 200 . Thus the list of nine towns in the Homeric Catalogue of Ships notoriously fails to correspond to the towns in the Pylian tablets 201 . and Strabo claims that Nestor’s Pylos was in Triphylia 202 . Secondly, the Linear B tablets were created as economic records: the network of settlements underlying them has to be deduced from their sequence in the documents, their recorded products, and the links between them, and some of these links may be hierarchical or arbitrary rather than simply geographical 203 . To relate them to archaeological remains on the ground, in the absence of inscriptions that tell us the names of their findspots, is even harder 204 .

All scholars agree that the kingdom was divided into two provinces, the Hither Province and the Further Province, by the mountains called /Aigolaion/ by the Mycenaeans and Αἰγαλέον by Strabo, and that the Hither Province lay to the west, the Further Province to the east, with its eastern border on the river Nedon 205 . The relative locations of places in the Hither Province close to Pylos and further south are also fairly secure, since it is agreed that they are listed from north to south 206 . However, the location of the northern border of the Hither Province seems less certain: did it lay in the Soulima (Kyparissia) valley, or on the river Neda, or yet much further north on the river Alpheus 207 ?

Two main arguments have been advanced for restricting the Pylian kingdom to Messenia. First, for security and ease of communications its capital ought to have been centrally located however, one may contrast, for instance, Britain, France, Germany, Russia, or the United States) 208 . Secondly, few Late Mycenaean settlements are known between the Soulima valley and the Alpheus, with a particularly noticeable gap at the Neda however, this is an argumentum e silentio, since Triphylia is not well explored 209 . The best evidence for the river Neda is that the commander of the northernmost command on the ‘coastguard’ tablets (the An series) is named Ne-da-wa-ta /Nedwātās/, a name formed from ‘Neda’ 210 . But even the first securely located place in the north-south series of towns in the Hither Province, ku-pa-ri-so (PY Na 514), which is thought to correspond to modern Kyparissia, refers to a tree that must have been very common in the landscape therefore its location does not seem secure 211 . The northernmost town in the Hither Province, ?? Pi-*82, may have been inland it does not appear on the ‘coastguard’ tablets, what that fact is worth. Si Pi-*82 is to be read Pi-swa 212 , as is likely, its name is ‘Pisa’ like the later Pisa near Olympia on the Alpheus its products, sheep and flax, might suit the latter location 213 , but these products were widespread in Mycenaean Messenia too. The second town in the Hither Province, Me-ta-pa, was on the coast 214 and rich in barley and textile production 215 on tablet Cn 595 it is next to a place Ne-de-we-e, which is properly linked with the name of the River Neda and likely to be near it 216 . Both centres controlled sizable territories 217 . Me-ta-pa reappears as the name of an otherwise unknown town called Metapa that is attested by a treaty of the early 5th century BC, found at Olympia, between τὸς Ἀναίτ[ς] καὶ τὸ[ς] Μεταπίς 218 . Since this pact is in Elean dialect and officials at Olympia were to oversee it, like the treaty between the Eleans and their neighbours the Ἐϝαοῖοι 219 , this Metapa was not the town of the same name in Acarnania 220 but must have been in the western Peloponnese. Classical Metapa was, perhaps, south of classical Pisa 221 . The coincidence that Pisa and Metapa were located near to each other in the classical period reduces the odds that their collocation in the tablets is random, and makes it possible that these place-names were in much the same area in Mycenaean times, or that they were both taken to Elis by refugees from the same region in the Pylian kingdom. Dyczek puts Bronze Age Metapa at Kato Samikon, and Lukermann and Eder locate it at or near Kakovatos 222 . However, most scholars continue to locate Mycenaean Pisa and Metapa south of the River Neda 223 . We shall shortly see that Metapa also had ties to the North West sector of the Further Province.

Tritsch held that *Ti-nwa-to lay in the Further Province, probably on the Messenian Gulf rather than inland on the Laconian border 224 . Chadwick supposed that it was not fully part of the Pylian state, but ‘a distant possession (colony or island?) which was administratively attached to the Further Province’ 225 . He later rejected the idea that it was an island: ‘it must have been of some size, since its assessment for gold on Jo 438 is one of the higher ones on the list. There are only two islands within easy reach of Pylos which are large enough, Zakynthos and Kythera, both of which appear to be mentioned on the tablets under these names’ 226 . Deriving *Ti-nwa-to from *στενϝός, he suggested instead that it was in ‘the hill country immediately to the north of the Messenian valley’, i.e. above the Stenyclarus plain 227 whatever the merits of this location, the proposed etymology is unconvincing 228 . Finally, evidently still perplexed, he proposed that it was in a part of the Mani, i.e. the east coast of the Messenian Gulf, that was not accessible by land from the kingdom’s eastern frontier 229 . Thus Agamemnon offered Achilles as a dowry seven towns in a peripheral area outside the kingdom of Nestor in the Outer Mani, i.e. the east coast of the Messenian Gulf 230 . This region was hard to reach overland from Kalamata until a generation ago historically the Mani has always resisted subordination to centralizing powers. But better arguments can be made by reexamining the tablets.

The sequence of entries in the tablets provides several clues to the location of *Ti-nwa-to. Unfortunately tablet Jo 438, recording the gold-tax on governors and vice-governors, does not itemise the towns in the usual order, and mixes up towns from the two Provinces 231 . It lists the governor of *Ti-nwa-to between entries for the first town from the Further Province, namely e-re-e (/Helos/ ‘marsh’), and the last town of the Hither Province, Ti-mi-ti-ja 232 . The location of these places depends on the organization of the four tax-districts of the Further Province in the Ma series of flax-tablets (Table 1), in which the Pamisos is the north-south division, and the Skala hills the east-west 233 .

Table 1. The tax districts of the Further Province on the Ma tablets (after Chadwick 1973a).

Thus Jo 438 mentions the governor of *Ti-nwa-to between tax districts b1 and a2 of Table 1. This is puzzling, since in the standard reconstruction these districts are not adjacent. Ti-mi-ti-ja o Te-mi-ti-ja (/Terminthia/?) is the same as Ti-mi-to-a-ke-e, i.e. /Tirminthōn ankos/ ‘glen of terebinth trees’ 234 , a coastal town on the western border of the Further Province it has often been identified with the major settlement at Nichoria (Rizomylo) 235 , Chadwick showed that, since on tablet Cn 595 sheep from the station at E-ra-te-re-wa in district b2 are recorded as at Metapa in the north of the Hither Province, districts b2 and a2 are likely to be in northern rather than southern Messenia. Por eso Za-ma-e-wi-ja and the other towns in its district are in the N.E. quadrant of the Province. Helos is listed after Za-ma-e-wi-ja on tablet Jn 829 it does not appear in the Ma series, but has its place taken by E-sa-re-wi-ja, and is also likely to be in the N.E. quadrant 236 . There are links on tablet Aa 779 between A-te-re-wi-ja and Metapa, on An 830 between A-te-re-wi-ja y Pi-*82 (/Piswa/?), the northernmost town of the Hither Provice, and on Ma 225 between Pi-*82 (/Piswa/?) and Re-u-ko-to-ro /Leuktron/, an important place in the further province 237 . Hence Helos is split into two in the Ma texts, and may have had ties to both northern tax districts 238 it was probably the marshes at the source of the River Pamisos between both districts 239 .

Tablet On 300, transactions involving the governors of all the towns in both Provinces in commodity *154, probably hides, is also helpful in locating *Ti-nwa-to. The name of its governor, Te-po-se-u, is the final entry, after the governors of two towns that belong to the Further Province, namely a-si-ja-ti-ja ko-re-te ‘the governor of Asiatia’ and [e-re-o du]-ma ‘the official of Helos’ 240 . Again, exactly as on Jo 438, the entry for *Ti-nwa-to appears with that for Helos.

This seems the best clue to the location of *Ti-nwa-to. It lay inland, on or over the northern borders of the Further Province, close to Helos. Whether the kingdom’s northern frontier lay on the Alpheus, or (more probably) on the Neda itself, *Ti-nwa-to must have been located in the northernmost districts of Messenia or in what one can call southern Triphylia or south-western Arcadia. 241 Although Chadwick rejected most of the suggestions for locating Pylian place-names in Arcadia, he conceded that the Pylians may have occupied ‘the extreme south-western fringe of Arcadia, so as to control the few passes leading into Messenia’ 242 .

The interior of southern Triphylia, i.e. south-western Arcadia, was so poor that it was famous for its mercenaries in historical times 243 . It is so lacking in fertile land that it can hardly have been any richer in the Bronze Age. Cooper has shown that Apollo Epikourios was worshipped in Ictinus’ temple at Bassae, with all its military dedications, as god of mercenaries (ἐπίκουροι) 244 . Such poverty may explain why women of *Ti-nwa-to went or were taken to Pylos and perhaps to Knossos to work as weavers alongside slaves from afar.


Home > Culture > Korean Heritage

Nombre: Buried Memorial Tablet from the Tomb of King Muryeong
Período: Baekje
Localización: Gongju, South Chungcheong
Estado: National Treasure No. 163

There are two stone memorial tablets for King Muryeong, the 25th King of Baekje, and his Queen Consort.

The front of the tablet in the photograph is inscribed with six lines of historical records, each line measuring 5 to 6 centimeters (1.9 to 2.4 inches).

They coincide with the records of King Muryeong in Samguk Sagi (History of the Three Kingdoms).

The back of the memorial tablet is inscribed with a square, which indicates 12 directions.

The Queen’s memorial tablet has 13 lines, four of which are filled with inscriptions, each measuring 2.5 to 2.8 centimeters.

The back of the tablet is inscribed with maejimun, certificate of ownership of the land.

Initially the certificate was inscribed on a stone tablet when King Muryeong was buried, and its back was later used for Queen’s memorial tablet when she was buried next to the King.

This memorial tablet is considered one of the most valuable relics, enabling the archaeologists to pinpoint the exact attribution of the tombs in the Three Kingdoms Era, as well as to understand the funeral culture of Baekje.


Ver el vídeo: Hermes Trismegisto - La Tabla Esmeralda Audiolibro Completo en Español Voz real humana (Diciembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos